Quantcast

La Xunta de Galicia destaca el refuerzo que supone la incorporación del Ejército a la persecución de los incendiarios

El director xeral de Defensa do Monte, Tomás Fernández-Couto, ha puesto en valor el “refuerzo” que supone la incorporación del ejército a las tareas de vigilancia, persecución y disuasión de los incendiarios.

Fernández-Couto ha presidido este viernes en Boqueixón (A Coruña) una reunión del Comité de Coordinación Policial Antiincendios, un órgano que tiene como objetivo reforzar la colaboración entre la Xunta y las fuerzas y cuerpos de seguridad el Estado que operan en Galicia para vigilar, perseguir y disuadir la actividad incendiaria.

Según ha explicado, el Comité ha evaluado la reciente incorporación del Ejército, a través de la Operación Centinela, a estas con el despliegue de 27 patrullas militares por el territorio gallego, prestando especial atención a aquellas zonas con mayor actividad incendiaria.

En este sentido, Fernández-Couto ha destacado que la presencia del Ejército en el monte es un factor “fundamental” de vigilancia y disuasión de esa actividad delictiva.

Asimismo, el titular de Defensa do Monte ha señalado que el Gobierno gallego mantiene la “guardia alta” e intensifica el control sobre los montes con medios humanos y materiales, a través de un dispositivo que ronda los 7.000 efectivos movilizados, contabilizando tanto los medios de la propia Xunta como los de los ayuntamientos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y del Ministerio de Defensa.

El director xeral también ha señalado que todo este esfuerzo se apoya, además, en un “importante despliegue material y técnico”. Así, ha recordado que están desplegadas en los diferentes distritos forestales un total de 360 motobombas, así como una treintena de medios aéreos, que se suman a los aparatos no tripulados (drones).

A mayores, existen 120 cámaras que vigilan y permiten localizar comportamientos sospechosos y también hacer un seguimiento de la evolución de los incendios. Con ellas, la Xunta monitoriza alrededor del 60% del territorio gallego.

Además, Fernández-Couto ha vuelto a apelar a la colaboración ciudadana en la lucha contra los incendios, una cooperación que, según ha indicado, la Xunta facilita mediante diferentes vías, entre ellas, el teléfono específico para alertar de un incendio, el 085, y el número anónimo, confidencial y gratuito para denunciar actividades incendiarias: 900 815 085.

PUESTA A DISPOSICIÓN DE PRESUNTOS INCENDIARIOS

También ha señalado que toda esta labor está dando resultados positivos, como la puesta a disposición judicial de dos presuntos incendiarios en los últimos días. “Estamos vigilantes y muy atentos a lo que pasa en nuestros montes y seremos implacables de cara a frenar a los incendiarios y ponerlos a disposición judicial”, ha apuntado.

“Que nadie se lleve a engaño: tenemos los ojos puestos sobre nuestra riqueza forestal y vamos a seguir siendo contundentes en la lucha contra los delincuentes que la ponen en riesgo, así como a las personas y a los bienes”, ha remarcado.

Comentarios de Facebook