Quantcast

Uno de cada tres ciberdelitos durante la pandemia estaba relacionada con el Covid-19

La Agencia de Ciberseguridad de Cataluña ha concluido que, coincidiendo con los momentos “más críticos” de la pandemia, uno de cada tres de los incidentes de ciberseguridad informados ha sido directamente relacionado con el coronavirus, según datos que se desprenden del informe ‘El impacto digital del covid-19’.

Según ha informado este jueves en un comunicado, el escenario de pandemia con los ciudadanos encerrados en sus hogares haciendo un uso intensivo de Internet –el tráfico de datos aumentó un 30% en un solo mes–, “incentivó un interés desatado” por todos los contenidos de la red que tenían que ver con el Covid-19.

Los cibercriminales han aprovechado esta demanda de información para llenar Internet de dominios maliciosos de temática relacionada con el coronavirus, de manera que, entre el 9 de marzo y el 27 de abril de 2020, se detectaron 1,2 millones de dominios que contenían ‘Covid’ como término clave y de estos, unos 86.000 eran maliciosos.

El cibercrimen también ha sacado provecho de la situación a través de estafas relacionadas con la necesidad de material sanitario, la adquisición de los bienes de consumo ‘online’ “más pedidos durante el confinamiento” y, por último, ayudas económicas para paliar los efecto de la crisis.

El ‘phishing’ ha sido el método “preferente de los cibercriminales” durante la pandemia, de hecho, Gmail ha llegado a bloquear 18 millones de mensajes diarios de ‘phishing’ donde se suplantaba la identidad de organismos oficiales o empresas, según el informe.

LOS TROYANOS, LOS MÁS DETECTADOS

Los troyanos especializados en el robo de información son la tipología de malware más detectada que, entre el 13 de febrero y el 1 de abril de 2020, el 65% del ‘phishing’ de temática covid-19 contenía ‘infostealers’, unos software maliciosos diseñados para capturar “información sensible”.

Por lo que respecta a la implantación del teletrabajo, el informe destaca “la multiplicación por seis de los ataques de fuerza bruta contra puertos RDP”, que son los que permiten la comunicación en la ejecución de una aplicación entre un terminal y un servidor de cualquier tecnología.

‘APPS’ DE SEGUIMIENTO DEL COVID-19

En cuanto a las aplicaciones de seguimiento del Covid-19, los cibercriminales han aprovechado la urgencia en su desarrollo para hacer robos de la información personal recopilada, difundir duplicados maliciosos de las aplicaciones oficiales o suplantar las autoridades sanitarias en las tareas de rastreo de positivos.

Asimismo, el informe concluye que “todavía no se disponen de todos los datos para poder evaluar el impacto real de la pandemia en materia de ciberseguridad y confianza digital”.

Comentarios de Facebook