Compartir

Los cerca de 500 alumnos del Colegio Cayetano Bolívar, en la barriada de Santa Rosalía de Málaga, se han quedado sin ir a clase este viernes por una plaga de pulgas que sufren desde hace 10 días. El centro ha tenido que cerrar por un tratamiento de fumigación aunque, en los últimos días, la asistencia a clase se había visto mermada.

Según publica ‘Málaga hoy‘, pese al cierre, muchos padres continúan concentrados a la puerta del edificio público para exigir más información sobre los resultados y el estado en que se encuentra el centro, aunque Ana María Montilla, una de las vocales del AMPA en El Acebuche, ha precisado que se les ha indicado que no van a saber nada más “hasta que no se termine de evaluar”. Montilla ha denunciado que tanto ella como su hijo de 8 años están “minados” de picaduras: “Nos picaron dentro del colegio. Estuve en una reunión con la orientadora y salí minada. Tengo las piernas llenas”.

Otra de las madres del AMPA, Rocío Durán, ha cuestionado en declaraciones al mismo diario que el centro vaya a estar listo el domingo como colegio electoral.

En cuanto a cuál sería el origen de la plaga de pulgas, según ‘Diario Sur‘, los técnicos inspeccionaron el recinto y encontraron gatos que pueden actuar de transmisores de los insectos.

En este marco, el Ayuntamiento de Málaga ha emitido un comunicado en el que únicamente se ha referido a la plaga de pulgas y los tratamientos de fumigación para justificar el cierre del centro este viernes: “El 15 de mayo, se detectó por primera vez la presencia de las pulgas y el 16 se realizó una primera fumigación en coordinación con el centro educativo, pero ante la falta de resultado se aprobó otra fumigación para la tarde del jueves 23 de mayo. Los productos usados en el exterior tienen un plazo de seguridad de 12 horas, lo que obliga a cerrar el centro. Para minimizar las molestias, la Junta Municipal de Distrito acordó que el Centro Ciudadano de Santa Rosalía pudiera ser usado para albergar al alumnado en caso de que fuera necesario”, concluye.