Compartir

Una mujer de 64 años de edad que sufría un trombo en el cerebro recibió el alta hasta en dos ocasiones en 48 horas, en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga. Según el ‘Diario Sur’, la familia ha denunciado “una asistencia deficiente que podría haberle costado la vida”.

La paciente ,que ya había sufrido un ictus el pasado mes de noviembre, acudió el pasado domingo día 13 de enero a urgencias, con mareos y pérdida de fuerza en las manos, sin que se le diera importancia; un día después, como continuaban los mareos, regresó y le diagnosticaron vértigos, por lo que le volvieron a dar el alta. Ante la falta de mejoría el martes, volvió al centro hospitalario, y tal y como cuenta su hermano José Cortés, ante las quejas de la familia lograron que se le hiciera un TAC que acabó por descubrir el trombo en el cerebro.

Con el diagnóstico de la prueba angiográfica, se decidió derivar a la paciente hasta el Hospital Regional para que fuera sometida a una trombectomía mecánica, para eliminar el trombo de la arteria afectada.

Ahora, la paciente se recupera de la intervención, en la unidad de ictus. Sin embargo, Cortés no olvida lo sucedido y denuncia el desafortunado periplo por el hospital Clínico. “Mi hermana estaba muy grave; podría haber muerto. Este tipo de cosas no deberían pasar. Hay que poner soluciones”, asegura.

Por su parte, y según el diario andaluz, el Hospital se defiende de las acusaciones y afirma que era “un caso de difícil diagnóstico y control”.  Asegura además que la paciente fue atendida por los especialistas en neurología en todas las visitas, y “se emplearon todos los medios diagnósticos y terapéuticos que la situación clínica precisaba en cada momento”.