Quantcast

Tribunal de Cuentas ve carencias en la gestión del Prado

La presidenta del Tribunal de Cuentas, María José de la Fuente, ha presentado este martes en el Congreso el informe de fiscalización del Museo del Prado, en el ejercicio de 2018, en el que se recogen las carencias halladas en su gestión. Aún así, De la Fuente ha destacado que la pinacoteca ha cumplido con las recomendaciones realizadas por el organismo en su anterior fiscalización.

Durante su intervención ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para la Relación con el Tribunal de Cuentas, De la Fuente ha indicado que en este informe se han hallado algunas deficiencias.

Entre ellas, que el Museo El Museo no se ha adaptado totalmente su regulación jurídica a lo dispuesto en la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público; que la asignación discrecional de la cuantía individual de diversos complementos retributivos se ejerce por un responsable del Museo que no tiene asignada la competencia, o que formaliza incorrectamente contratos de interinidad para sustituir a los empleados que se encuentran en periodo vacacional.

También ha detectado un retraso la entrega al Tribunal de Cuentas de la relación certificada de los encargos a medios propios; una inadecuada aplicación de la tasa por la utilización de espacios; carencias informativas en la página del Museo; o una falta de igualdad tanto en el Pleno del Patronato, como en la Comisión permanente del mismo, entre otras puntualizaciones.

CRÍTICAS DEL PP

Aún así, De la Fuente ha señalado que el Museo “cumplió” con las nueve recomendaciones formuladas por el Tribunal de Cuentas en su anterior Informe, referido al ejercicio 2012. Además, ha indicado que ocho de ellas afectan al ámbito objetivo de la fiscalización.

Tanto PSOE como Unidas Podemos han destacado la importancia de este último punto, y han valorado positivamente que el Museo del Prado haya ido adoptando las recomendaciones del organismo fiscalizador.

Al PP, por su parte, no le ha gustado que el Tribunal de Cuentas haya ‘examinado’ el Plan Cuatrienial de la Pinacoteca, que abarca los años 2017 a 2021, en su actividad de 2018. Según su representante, Eloy Suárez, de este modo, “difícilmente se puede saber qué ha pasado con el Plan Cuatrienial” si “no se ha cumplido el objetivo”.

Desde Vox, su portavoz en esta comisión, Pablo Sáez, ha pedido al organismo que preside De la Fuente, que se vigile el hecho de que bajen las ventas pero “suba la contratación de personal”, especialmente “los contratos de alta dirección”. “Es poco ejemplarizante”, ha apuntado.

Comentarios de Facebook