Quantcast

Smith no renuncia al soterramiento de Gran Vía

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, no renuncia al soterramiento de Gran Vía –estudio que se incluyó en los acuerdos con el PP que posibilitaron la investidura de José Luis Martínez-Almeida– y ha lamentado un “cierto retroceso” en las promesas del alcalde en lo que respecta a Madrid Central.

“Ha habido un cierto retroceso en cuanto a las promesas del PP en las elecciones sobre terminar con Madrid Central porque recuerdo a Almeida decir literalmente que se iba a acabar” con la zona de bajas emisiones, ha reprochado el concejal en una entrevista con Europa Press. Todo ello después de conocerse que en el borrador de la ordenanza de Movilidad a modificar no se permitirá el paso de coches C a Madrid Central, tal y como reclamaba Cs.

Lo que defiende Vox es “que todos los madrileños tienen derecho a un Madrid Central. ¿Por qué va a haber una zona de bajas emisiones? ¿Y el resto se tienen que ahogar en humos y con más contaminación? La lucha contra la contaminación y el ruido tiene que ser integral en todo Madrid”.

NO AL “GUETO” DE MADRID CENTRAL

“No es posible crear un gueto a costa de colapsar el tráfico de los alrededores, de arruinar los negocios de la zona porque no les pueden llegar los clientes. Queremos que todo Madrid tenga derecho a esas medidas”, ha planteado el también secretario general de Vox.

En el acuerdo de investidura con el PP planteaban la necesidad de combatir los “grandes focos de contaminación”, como se ha hecho desde el Ayuntamiento con el plan de calderas dado que el medio millar de calderas de carbón que existían Madrid “generaban una cantidad de contaminación equivalente a muchos miles de vehículos”. “Antes que parar esos vehículos y cerrarles para que no puedan entrar es más lógico acabar con las calderas”, ha argumentado.

“ATACAR LA CONTAMINACIÓN DESDE LÍNEAS TRADICIONALES”

Otra medida apoyada por Vox son los aparcamientos disuasorios. En lo que no hay acuerdo es en el mantenimiento de Madrid Central. “No hay que hacer demagogia, no hay que vender humo, que es lo que han hecho al final diciendo ‘queremos pintar en el cielo un cuadradito para decir que es un cuadradito ecológico’. Oiga, la contaminación que se genera en el barrio de al lado sube al aire y pasa igual a Madrid Central”, ha manifestado Ortega Smith.

“Lo que hay que hacer es no ahogar económicamente a una zona, no restringirla hasta tal punto que se convierta en una zona de escaparate, muerta, sin economía”, ha advertido el edil, que ha indicado que lo que hay que hacer es “atacar la contaminación desde las líneas tradicionales”, esto es, aparcamientos disuasorios o más transporte público, porque “son las medidas de ciudades del mundo que han acertado a la hora de reducir la contaminación”.

SOTERRAR GRAN VÍA

Ortega Smith no renuncia al proyecto de Gran Vía. “No, de ninguna manera”, ha contestado cuando se le pregunta si renuncian al menos al estudio del soterramiento, una propuesta “que hace muchas décadas ya estuvo encima de la mesa”.

Vox aboga por realizar un estudio por los equipos técnicos del Ayuntamiento para analizar sus posibilidades y después acudir a un concurso internacional. Algún estudio ya llevado a cabo anteriormente incluía la autofinanciación de la obra mediante los aparcamientos.

“Creemos que la Gran Vía podría ser una calle con mucha vida, peatonal, sin ningún tipo de contaminación, donde los coches pasaran por debajo, una zona emblemática donde apeteciera ir a pasear, a los comercios. Recuerdo la calle Fuencarral, mucho más pequeña, que estaba medio muerta, abandonada, donde habían ido cerrando los cines, los comercios, restaurantes… Al peatonalizar dos tercios de la calle y dejar sólo un carril se reactivó y empezaron a surgir negocios, volvieron a abrirse los cines, la gente sale a pasear”, ha expuesto.

Algo como la acción que tiene como protagonista a la Puerta del Sol, otro de los proyectos defendidos por Vox. “Hay zonas de las grandes ciudades que tienen un sabor especial. Recorrer caminando la Gran Vía entera, que tenga sus árboles, que por debajo pasen los coches. Algo lo vimos ya en Madrid Río, que le ha dado una vida más saludable a la zona mientras los coches pasan por debajo”, ha señalado.

Es por eso que también apoyan el anuncio de soterramiento de parte de la A-5 a su paso por barrios como Batán porque los vecinos pasarán de “soportar contaminación y ruido de vehículos” a “un bulevar donde jugar los niños, donde puedan a salir a pasear los ancianos. “Es un proyecto muy bonito y ojalá se pueda hacer”, ha deseado.

Comentarios de Facebook