Quantcast

Sindicato de inspectores de Educación rechazan la enmienda a la ‘Ley Celaá’

La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) ha expresado este viernes su rechazo a la aprobación en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados de la enmienda transaccional 27 de la Ley Orgánica de modificación de la LOE (LOMLOE) que modifica el acceso al Cuerpo de Inspectores de Educación.

En un comunicado, la organización ha explicado que el acceso a la función pública docente, entre ellos la inspección educativa, debe efectuarse “mediante un sistema de pruebas objetivas que se desarrollen con transparencia y publicidad”.

“Las valoraciones subjetivas, como propone el texto de la enmienda, favorece el amiguismo y el nepotismo, lacras que deben desterrarse de la función pública”, ha manifestado el sindicato.

En este sentido, ha defendido que las pruebas escritas y orales con criterios de evaluación y calificación públicos y previos son “garantía de transparencia y objetividad”.

En opinión del sindicato, el actual modelo de oposiciones “debe mejorarse y dar más importancia a la parte práctica” de la profesión, pero ha añadido que la enmienda “no lo hace en ese sentido sino que posibilita procesos de acceso basados en la subjetividad y, por tanto, en la arbitrariedad”.

“El modelo que propone la enmienda es una vuelta a tiempos ya pasados que una sociedad democrática debe rechazar garantizando para ello el acceso transparente a la función pública con los criterios de mérito, capacidad e igualdad de oportunidades”, ha subrayado.

De esta forma, USIE considera que esta propuesta “evidencia el intento de impedir la existencia de un cuerpo docente profesional y técnico, autónomo y con independencia de criterio”.

“Los inspectores de educación queremos ser, seguir siendo, garantes de los derechos educativos de toda la comunidad educativa, de la sociedad, supervisando el cumplimiento de las leyes (aunque con algunas manifestemos nuestra mayor discrepancia), no queremos la subordinación a interés políticos que van trascienden lo educativo”, ha insistido, para después agregar que esta medida es “un coladero para el enchufismo a la carta”.

Por otro lado, ha criticado que la enmienda parlamentaria forma parte de una futura ley de educación que, “por primera vez en democracia, se ha tramita sin comparecencias de los agentes sociales y profesionales educativos, sin asistencia de los medios de comunicación, con oscurantismo y precipitación todos los factores para que sea una ley que está siendo una profunda decepción”. “No queríamos la LOMCE, tampoco esto”, ha recalcado.

Finalmente, el sindicato ha advertido de que una ley que “nace de espaldas a muchos colectivos educativos, como ocurrió con la LOMCE, tiene corto futuro, porque solo el dialogo y el consenso real, efectivo, da la estabilidad normativa que necesitamos para avanzar en la educación”.

Comentarios de Facebook