Quantcast

Sánchez busca sumar fuerzas con Italia para influir en debates europeos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apostado este martes por sumar fuerzas con Italia para tratar de influir en los grandes debates europeos, entre ellos la reforma del sistema de migración y asilo que se está negociando.

“Muchas veces no hemos sido conscientes de que trabajando juntos podíamos obtener muchos más réditos en beneficio de nuestras sociedades”, ha dicho Sánchez en rueda de prensa junto a Conte en Roma, poniendo como ejemplo el acuerdo “histórico” para el Fondo de Recuperación.

A su modo de ver, España e Italia llevan “muchísimos años” desaprovechando la oportunidad de trabajar codo con codo” cuando, en realidad, hacerlo supone beneficios no solo para los dos países sino para “el proyecto europeo”.

Conte ha apostillado que los dos países juntos son “una fuerza”: un cuarto de la población y un quinto del PIB europeo. El anfitrión del encuentro ha mencionado que España e Italia coinciden en su punto de vista sobre la reforma migratoria, muy importante para los dos países puesto que los dos son punto de entrada de inmigrantes ilegales.

La negociación, ha dicho el responsable italiano, “va en la dirección correcta pero hay que definir un mecanismo europeo eficiente y equilibrado no solo de responsabilidad sino también de solidaridad”. Se trata, ha dicho, de que haya “un sistema equilibrado que favorezca realmente las redistribuciones y las repatriaciones”, ha señalado.

El primer ministro italiano ha recibido a Sánchez en el Palazzo Chigi para un almuerzo precedido por un recibimiento solemne, con himnos nacionales y revista de tropas. Los dos han clausurado después conjuntamente el 17 Foro de Diálogo Italia-España.

CUMBRE BILATERAL EL 25 DE NOVIEMBRE

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha aprovechado el foro para reunirse con su homólogo, Luigi Di Maio. Los dos gobiernos celebrarán una cumbre bilateral, la primera desde 2014, el 25 de noviembre en España.

Durante su intervención en el Foro de Diálogo Italia-España, Sánchez ha vuelto a reivindicar que “unidos”, España e Italia forman “una sociedad muy poderosa en la Unión Europea. “Juntos somos más fuertes, hacemos más fuertes nuestras sociedades y el proyecto común europeo”, ha afirmado.

En este sentido, ha apostado por la necesidad de seguir reforzando sus mecanismos bilaterales como la Cumbre Hispano-Italiana. “Miramos con mucha esperanza esa cumbre”, ha asegurado.

Además, Sánchez ha aprovechado para recordar que la crisis del coronavirus es “una batalla epidemiológica, no ideológica”, por lo que ha pedido “despolitizar la lucha contra la pandemia” porque “es un virus común” que no “atiende a diferencias ni de países, nacionalidades, creencias, ideologías o razas”.

Por ello, ha destacado que es “importante subrayar” que se “engañan aquellas fuerzas políticas tradicionales” que piensen que “puedan obtener algún rédito de la división o enfrentamiento a costa de la pandemia”. “Del marasmo, de la desesperanza, de la antipolítica, sólo saca beneficio la ultraderecha”, ha declarado, para alertar de que es “una amenaza real” que comparten ambos países europeos.

COOPERACIÓN EN TURISMO, INFRAESTRUCTURAS O CAMBIO CLIMÁTICO

Sánchez y Conte también han hablado este martes de las negociaciones del Brexit –“no podemos firmar un acuerdo a toda costa”, ha avisado Conte– y de cómo impulsar la relación bilateral entre los dos países en ámbitos como la lucha contra el cambio climático, las infraestructuras, las telecomunicaciones, la salud, el sector digital y también el turismo, ha dicho el italiano.

A su juicio, hay base para cooperar en este ámbito, dado el intercambio de turistas entre ambos países, y lo que el sector está “sufriendo mucho” a causa de la pandemia. En este sentido, España defiende que la UE adopte “protocolos coordinados de medidas respecto al turismo, con corredores seguros y la preferencia de test en origen y destino frente a las cuarentenas”.

Para ello, los dos gobiernos se proponen apoyarse en el Fondo de Recuperación para encontrar “sinergias”, algo que Sánchez acordó recientemente con su colega portugués para proyectos transfronterizos.

España e Italia son los principales beneficiarios y hay “una serie de actividades en las que hay concordancia”, según ha explicado Conte en la clausura del Foro. Según ha dicho, en su conversación con Sánchez han abordado cómo hacer para apoyar a las empresas y que éstas apuntalen el proceso de recuperación.

PROFUNDIZAR LAZOS COMERCIALES Y PROYECTOS TECNOLÓGICOS

A este respecto, Sánchez ha enfatizado que los “fuertes lazos” comerciales y de inversión entre España e Italia resultan “muy propicios” para “profundizar” las relaciones e impulsar proyectos “tecnológicamente punteros” en beneficio de ambos países, como en hidrógeno, desarrollo de baterías para automoción, inteligencia artificial, microprocesadores e industria aeroespacial.

En esta línea, ha hecho un llamamiento para impulsar el “eje del Mediterráneo”, puesto que la colaboración de ambas naciones redundará en beneficio de ambos países y del proyecto común (Europa).

A su vez, Conte, que ha reconocido que la magnitud del Fondo de Recuperación hace “temblar las rodillas”, ha avanzado que su intención es que Italia supere “carencias estructurales” que minan su competitividad y abordar reformas estructurales, la primera el cerrar la “brecha” de la capacidad administrativa para ejecutar los fondos.

De hecho, ha explicado que su Gobierno ha aprobado un decreto para simplificar las licitaciones para agilizar los proyectos en el marco del fondo. Este mismo martes se lo ha explicado por videoconferencia a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Conte ha apostado por trabajar en la transición digital y la transición verde, con vistas a la neutralidad climática hacia 2050, aunque ha reconocido que no será fácil dada la importancia de la industria en Europa. Italia, que asumirá la presidencia del G20 en 2021, se prepara también para acoger una Cumbre Global de Salud.

Comentarios de Facebook