Quantcast

Puig pide priorizar la protección de las empresas hasta ciertos umbrales de desempleo

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Marc Puig, ha insistido este martes en que la agenda del Gobierno debe “focalizarse” en la protección del tejido empresarial, por lo menos mientras los niveles de desempleo superen ciertos umbrales preestablecidos.

Lo ha dicho durante la clausura del XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que arrancó este lunes bajo el título ‘La fuerza de la recuperación’ y ha contado con la participación del Rey Felipe VI, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y el líder del PP, Pablo Casado.

Puig ha reclamado al Gobierno que aparque algunas iniciativas legislativas que solo ponen más trabas a la empresa y deje otras prioridades para otros momentos, en sus palabras: “Todos nuestros esfuerzos deben estar dirigidos a hacer posible que el máximo número de empresas, y en particular las empresas familiares, puedan superar esta difícil situación”.

También ha exigido a los gobernantes unidad de acción para evitar que estos esfuerzos no se diluyan en batallas estériles, y ha defendido que muchas empresas podrán sobrevivir y mitigar el impacto de la pandemia con una batería de “medidas adecuadas”.

Ha anunciado su compromiso de seguir colaborando con la CEOE, que ha participado en el congreso a través de su presidente, Antonio Garamendi, “sin perjuicio de la plena autonomía del IEF”, en cuanto a sus iniciativas contribuyan a enfocar adecuadamente la salida de la crisis.

FONDOS EUROPEOS

El también ceo y presidente de Puig ha defendido que las empresas familiares tienen mucho que aportar para garantizar un “uso eficaz” de las ayudas de los fondos europeos.

En este sentido, ha trasladado el “compromiso y total disponibilidad” del IEF para colaborar con el Gobierno en la identificación de proyectos que encajen en las líneas de medidas en el plan ‘España puede’.

“Necesitamos que nuestra voz se escuche con nitidez, que nuestro mensaje de compromiso, responsabilidad y progreso sea tenido en cuenta por nuestros gobiernos y nuestros legisladores, pero sobre todo necesitamos que nuestra voz llegue a nuestra sociedad para que se entienda nuestra función y nuestro papel”, ha añadido.

Puig ha defendido el compromiso de las empresas familiares y su futuro: “Dentro de unos años, cuando este virus solo sea una pesadilla, me gustaría pensar que la empresa familiar ha estado de nuevo a la altura del reto. Por eso vamos a ser la fuerza de la recuperación”.

Comentarios de Facebook