Quantcast

PPdeG presenta una propuesta urgente que pide garantizar que gallego y castellano sean vehiculares

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado en la Cámara autonómica una proposición no de ley urgente ante la “preocupación” que le suscita las modificaciones con respecto al idioma en la reforma educativa que denomina “Ley Celáa”. De este modo, el PPdeG quiere un posicionamiento que deje claro el “rechazo de la Cámara ante cualquier modificación que posibilite que gallego o castellano dejen de ser vehiculares en la enseñanza, poniendo así en peligro el equilibrio entre las dos lenguas cooficiales”.

Los populares, que registraron el pasado lunes 9 de noviembre esta iniciativa urgente, quieren que el hemiciclo autonómico “reafirme su compromiso con el marco lingüístico recogido en la Constitución, Estatuto de Autonomía y en la Ley de Normalización Lingüística de Galicia”, normas que, añade el texto resolutivo, “aseguran el equilibrio entre el castellano y el gallego y contribuyen a asegurar la convivencia lingüística de los ciudadanos que valoran conocer ambas lenguas para poder comunicarse con hablantes de todo el Estado, así como con millones de ellos en países lusófonos e hispanos”.

Este es el texto registrado por los populares y que nace, como explicó el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, en rueda de prensa, a raíz de la enmienda acordada en la ponencia educativa y que dice lo siguiente: “las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y las alumnas a recibir enseñanzas en castellano y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios, de conformidad con la Constitución Española, los Estatutos de Autonomía y la normativa aplicable”.

La Constitución Española recoge que el castellano es la lengua española oficial del Estado, que todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla, mientras que las “demás lenguas españolas” serán también “oficiales” en las respectivas comunidades autónomas de acuerdo con sus estatutos. Asimismo, el texto del 1978 incluye que la “riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”.

Los populares gallegos interpretan que esta enmienda, en la que no se recoge explícitamente la palabra vehicular, puede facilita la “inmersión lingüística” por parte de los “nacionalistas”, al tiempo que significa para el PP que se han “saltado los marcos normativos de rango superior” y se “habilita que la lengua castellana deje de ser vehicular, con lo que se altera el equilibrio lingüístico entre las lenguas cooficiales del Estado y se renuncia a que los ciudadanos aprendan en la lengua que les vincula con hablantes de distintos territorios, tanto en el ámbito nacional como internacional”.

Con esta iniciativa, los populares quieren conocer la opinión del PSdeG, puesto que la del BNG, que dicho que es el “nexo” de unión entre el PSOE y Bildu “ya se imaginan” cuál será.

Tellado ha insistido en que si esta enmienda “no cambia nada, por qué” se hizo y se ha preguntado si ha sido “el precio” que le han puesto para “aprobar esta ley” y si se “pretende legalizar la inmersión lingüística”. “Estamos preocupados y exigimos respuestas”, ha remarcado el dirigente popular, quien indicó que esta iniciativa será extensible a mociones en ayuntamientos.

“PREOCUPACIÓN” ACUERDO BILDU

En su intervención ante los medios, Tellado también mostró la “profunda preocupación” del PP gallego por los acuerdos del Gobierno de Pedro Sánchez con la formación independentista vasca. “Mala noticia que sea socio preferente”, ha manifestado el secretario general del PP gallego, quien ha apuntado que es “un insulto intolerable para las miles de víctimas del terrorismo” cualquier pacto con Bildu.

Tellado ha apelado a las críticas de barones socialistas contra Pedro Sánchez y ha lamentado que el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, no sea una de esas voces y haya “aplaudido, como aplaude todo” lo que –dijo– hace Pedro Sánchez, a quien ha acusado de pactar con Bildu para mantenerse en la Moncloa.

El dirigente popular ha echado en falta que Caballero no haya seguido los pasos de “reconocidos líderes autonómicos o presidentes de comunidades autónomas” que han rechazado el acuerdo. “Cosa que Gonzalo Caballero nunca será, precisamente por cosas como esta, entre otras”, ha condenado Tellado.

“Este acuerdo entre el PSOE y Bildu sorprendió a muchas personas, pero en Galicia nos sorprendió menos, porque es el socio preferente del BNG, se presentan juntos (a las elecciones europeas) y se reparten escaños”, ha apuntado, tras lo que matizó que “es verdad que tienen un paso muy distinto”.

Es más, el secretario general del PP gallego ha apelado a que “hubo un tiempo” en el que el nacionalismo gallego “compartía inquietudes con PNV y CiU”, pero “lamentablemente” ahora sus “socios” son Bildu y ERC. “Nosotros desde luego estamos francamente preocupados”, ha insistido Tellado, quien ha lamentado, asimismo, que los presupuestos “están diseñados para ser negociados con partidos extremistas” y no con el PP.

“El PP estaría dispuesto a apoyar unos presupuestos distintos”, ha respondido a propósito de una pregunta, en la que afirmó que “en la misma ecuación con Bildu, es imposible que esté el PP, por decencia política”.

LEY SANITARIA

Por otro lado, preguntado al respecto de la reforma de la Ley de salud propuesta al Gobierno central y sobre si recibió contestación, Tellado ha indicado que no tiene constancia de contestación. Ya sobre el contenido, ha indicado su rechazo a “recurrir de forma permanentemente al estado de alarma” para combatir la pandemia.

Así, los populares sostienen que una ley sanitaria “podría resolver esta cuestión” y “evitar el recurso continuado al estado de alarma”, un elemento que tendría que ser “excepcional” y del que “no se debería abusar”. “Lamentamos que el Gobierno de España prefiera usar y abusar el estado de alarma”, ha indicado, al respecto de lo que ha recordado que ello le facilita no someterse al control parlamentario obligatorio.

Comentarios de Facebook