Quantcast

PP decidirá si enmienda a la totalidad los “ideológicos” PGE, que ahondarán la recesión

El PP decidirá la próxima semana si presenta una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de 2021 del Gobierno al considerarlos “ideológicos” y una “oportunidad perdida” ante la recepción de los fondos europeos, al dudar de su previsión de recaudación récord y por contener las “semillas de la próxima recesión”.

Para el PP, las nuevas cuentas situarán a España en el “vagón de cola de la recuperación” en Europa y en la “ruina económica y social”, con subidas de impuestos que afectarán a la clase media y trabajadora.

Así lo han señalado la portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, la vicesecretaria de Sectorial del PP, Elvira Rodríguez, y el portavoz adjunto del GPP en el Congreso, Mario Garcés, durante su comparecencia para valorar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 presentados por el Gobierno.

Gamarra ha explicado que desde el Grupo parlamentario del PP se está analizando ya los Presupuestos “partida a partida” desde este mismo viernes en la mayoría de circunscripciones y viendo el impacto de las nuevas cuentas públicas a nivel provincial y autonómico.

“Los instrumentos que vayamos a utilizar para plantear la alternativa de los PGE del PSOE y Podemos los decidiremos la próxima semana”, ha indicado Gamarra, apuntando aún no está decidido si habrá una enmienda a la totalidad por parte del PP o cómo se va a articular.

Asimismo, los dirigentes ‘populares’ han lamentado que se ha perdido una “oportunidad histórica”, ya que pese a disponer de los mayores recursos de la historia para configurar los PGE, gracias a los fondos europeos, las nuevas cuentas públicas “condenan a los españoles al fracaso, llevan a la incertidumbre macroeconómica, mayor gasto público, déficit y deuda y contienen subidas de impuesto a todo el tejido productivo y el talento”.

“Van a sembrar las semillas de la próxima recesión y destrucción de empleo”, ha avisado Gamarra, quien cree que llevarán a la “ruina económica y social”. “Ya pasó con Zapatero y vuelve a pasar con el Gobierno de Sánchez e Iglesias”, ha lamentado.

En su lugar, ha defendido que España necesita unas políticas que pasen por la estabilidad macroeconómica, la bajada de impuestos en línea con los países del entorno, la atracción de talento e inversión, un gasto público “moderado y eficiente”, menor regulación en las administraciones y mayor unidad de mercado, así como digitalización y un sistema educativo acorde a los “nuevos tiempos”.

CRITICA EL “RODILLO Y OSCURANTISMO” DEL GOBIERNO EN EL CONGRESO

De igual forma, Gamarra ha criticado que “una vez más” el Gobierno someta al “rodillo” en el Congreso, con “oscurantismo” y “falta de transparencia”, ya que no se ha presentado un plan de reequilibrio fiscal como establece la Ley orgánica de Estabilidad Presupuestaria y reclama el PP.

Además, ha denunciado que se han concentrado en tres días las comparecencias de altos cargos (el PP solicita 114 comparecencias), además de reducirse a siete días el “insuficiente” plazo para presentar enmiendas.

DUDA DEL IMPACTO DE LOS FONDOS EUROPEOS Y LA RECAUDACIÓN RÉCORD

Ha cuestionado que la previsión de crecimiento de 2021 esté muy ligada al alza del consumo privado de dos dígitos, ante los “muchos interrogantes” tras el alargamiento del Estado de alarma, que “resta credibilidad y confianza interior y exterior”, en un momento en el que los grandes touroperadores están cerrando los contratos para el próximo verano. A ello se suma que se han destruido 100.000 empresas, hay un millón de empleos menos equivalente a tiempo completo y 700.000 trabajadores menos según la EPA.

Rodríguez ve “dudosa” también la recaudación récord de los PGE basada en el crecimiento, lo que elevará el déficit y la deuda pública, con el riesgo de que el BCE concluya en algún momento su programa de compras y se produzca un problema de deuda “insostenible”, además de plantearse una subida de impuestos con un impacto “importante” sobre la clase media.

LOS IMPUESTOS “AFECTARÁN A LA CLASE MEDIA Y BAJA”

Igualmente, el portavoz adjunto del GPP en el Congreso, Mario Garcés, ha criticado que el PSOE “actúe siempre de la misma manera” subiendo impuestos con crecimiento económico o en momentos de caída del PIB, lo que en su opinión evidencia una “fiscalidad ideológica”, unida a la “falacia” de pretender una “especie de compensación histórica de lucha de clases”.

“Es falso que se van a subir los impuestos a los ricos, se subirá principalmente a la clase media y baja”, ha avisado Garcés, quien ve “completamente imposible intelectualmente y presupuestariamente” la recaudación de 8.200 millones prevista, algo que augura que no creerán ni los organismos ni la UE. Según sus cálculos, cada español tendría que pagar 5.000 euros por la deuda generada solo este año.

Respecto a los cambios tributarios, sobre la reducción de la exención de plusvalías en Sociedades al 95%, ha avisado de que perjudicará a todas las compañías y filiales al reducir su competitividad y por tanto “lastrar empleo”.

En cuanto a la subida del IRPF a tramos altos, ha recordado que la última vez que se hizo se obtuvo solo un 5% de la recaudación prevista y provocará deslocalizaciones de recursos y talento, al tiempo que ha criticado la “ideológica dialéctica permanente endiablada” de la izquierda con lo público y privado al reducir las deducciones por aportaciones en fondos y planes de pensiones.

También ha rechazado la subida del IVA al 21% de bebidas azucaradas porque repercutirá en los consumidores en tiendas y hoteles, y el alza de las primas de seguro porque hay casi 19 millones de hogares, “no ricos”, que pagan primas, con 34,4 millones de seguros.

Por último, sobre la subida del diésel, Gamarra ha dudado de que el Gobierno vaya a retirarlo y Garcés ha criticado la falta de “credibilidad” al ser “poco serio” que a los dos días de presentas las nuevas cuentas públicas se baraje su eliminación de cara a recabar apoyos en la negociación.

“Debilita la confianza de la economía real en un Gobierno y si se utiliza como instrumento de negociación parece que hemos llegado a lo peor de la política”, ha afeado, tras recordar que el alza del diésel afectará a las 17 fábricas de vehículos de este tipo de combustible existente en España y a 17 millones de propietarios, incluyendo a 200.000 autónomos.

FALTA DE ANÁLISIS DEL GASTO PÚBLICO

Por el lado del gasto, ha criticado que no se haya realizado un análisis de la funcionalidad del gasto público pese a que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, instaba a ello cuando era presidente de la AIReF.

Garcés ha expresado su temor sobre una posible “inejecutabilidad” de los fondos europeos porque, aunque se han consignado presupuestariamente y se ha detallado el reparto por ministerios, no se conocen los proyectos ni cómo se van a ejecutar, y ha recordado que pueden llegar con cargo a procedimientos contractuales y proyectos cuya gestión requiere 6 u 8 meses.

También ha dicho que habría preferido que se destinasen los 1.500 millones de subida salarial a los funcionarios a ayudas directas para pymes y autónomos.

Comentarios de Facebook