Quantcast

La movilidad creció después del estado de alarma pero sigue sin remontar

Los niveles de movilidad de la población crecieron después del final del primer estado de alarma, pero aún siguen por debajo del volumen de movilidad previo a la pandemia del coronavirus, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE ha realizado un estudio de movilidad de la población a partir de datos de posicionamiento de telefonía móvil entre julio y diciembre de 2020 (EM3) en cuanto a su movilidad cotidiana. Los datos, que se comenzaron a estudiar el 24 de junio, reflejan hasta esta fecha, los movimientos a destinos vacacionales en verano cayeron un 20 por ciento respecto a los de 2019.

Por un lado, el estudio ha analizado la movilidad cotidiana de dos días a la semana, todos los miércoles y todos los domingos desde el 24 de junio, en 3.214 áreas. Por otro lado, la movilidad estacional de la población residente en España: tomando como referencia dos días concretos del verano (18 de julio y 15 de agosto), que se completarán más adelante con dos días concretos del invierno (un fin de semana de noviembre y el día de Navidad), en estas 3.214 áreas.

La movilidad cotidiana refleja que el miércoles 24 de junio de 2020 (un día laborable normal), el 19,4 por ciento de la población abandonaba su área de residencia durante las horas centrales del día, posiblemente para ir a trabajar o a estudiar, a otra área diferente. Son casi 10 puntos menos que en noviembre de 2019, antes de la pandemia, cuando este porcentaje era del 29,2 por ciento.

Desde finales de junio de este año el porcentaje de población que abandona su área de residencia ha oscilado entre el 18,3 por ciento y el 22,2 por ciento para un día laborable (miércoles) en horario laboral. Sin embargo, el INE destaca que en las últimas semanas de octubre y noviembre, la tendencia es ascendente.

Respecto a la movilidad estacional, el INE señala que en áreas de más de 10.000 habitantes, el 15 de agosto tenían a menos del 25 por ciento de su población residente. Es el caso de algunas zonas de Salamanca, Zaragoza, Valencia y León y en las provincias de Barcelona y Madrid.

Comentarios de Facebook