Quantcast

Metrovacesa obtiene la aprobación definitiva para el desarrollo urbanístico

Metrovacesa ha obtenido la aprobación definitiva de uno de sus suelos estratégicos en la ciudad de Madrid, por parte del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, para la creación de un área de planeamiento específico en la antigua fábrica de Clesa en el Norte de la capital, según informó la compañía.

Se trata del último paso del proceso urbanístico para la promotora inmobiliaria, cuyo planteamiento se aprobó inicialmente en abril de 2019, previo al trabajo con el Ayuntamiento para la concreción de los siguientes pasos, que supondrán la formalización de la cesión de la fábrica, la urbanización de los espacios libres y la tramitación de las licencias de edificación durante 2021.

Los objetivos principales que contempla el proyecto son la conservación y puesta en valor del edificio original de la fábrica Clesa y el desarrollo y transformación del resto de la parcela, generándose un nuevo espacio de centralidad y actividad económica para la ciudad.

La propuesta de modificación del plan general plantea, además, el cambio de uso característico de la parcela propiedad de Metrovacesa, de industrial a uso de servicios terciarios, manteniendo la edificabilidad prevista en el plan general de 88.702 metros cuadrados edificables.

“La aprobación de este proyecto, junto con el desarrollo de Madrid Nuevo Norte, supone la consolidación de la zona como foco de inversión y tendrá un impacto significativo en la actividad económica y la generación de empleo de la ciudad durante los próximos años”, defiende la compañía.

SINERGIAS ENTRE OFICINAS Y OTROS USOS

Así, Metrovacesa desarrollará un complejo terciario de usos mixtos que compatibilice la actividad de oficinas con otros espacios de uso hotelero, comercial y residencial para estudiantes, entre otros, de manera que se produzcan sinergias entre los distintos usos.

El proyecto también favorecerá la ampliación de la estación de cercanías de Ramón y Cajal, que proporciona al conjunto una conectividad con otras redes estratégicas de Madrid, como las estaciones de Nuevos Ministerios y Chamartín y el aeropuerto.

La promotora defiende que el desarrollo del proyecto “posibilitará una gran mejora en la movilidad peatonal con una previsión de espacios de uso público superior al 70% del total de la parcela original”.

“Obtener la aprobación definitiva de este planteamiento es una excelente noticia para Metrovacesa. Nuestra decidida apuesta por la rehabilitación y regeneración urbanas encontrará en el antiguo complejo industrial Clesa una oportunidad inmejorable para construir ciudad transformando un entorno abandonado en un lugar de convivencia y estancia pública”, explica el director de Suelo de Metrovacesa, Miguel Díaz Batanero.

Comentarios de Facebook