Compartir

El Pleno del Parlamento Europeo respaldó este miércoles el acuerdo político provisional alcanzado el pasado mes de enero entre negociadores de la Eurocámara y el Consejo de la UE con nuevas medidas para reducir los 10 productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas, los mares y las artes de pesca abandonadas, con lo que la venta de cubiertos, platos, bastoncillos de algodón y pajitas de plástico podría estar prohibida a partir de 2021.

Este acuerdo, alcanzado con 460 votos a favor, 35 en contra y 28 abstenciones, debe ser aprobado finalmente por el Consejo. Después, la nueva directiva se publicará en el Diario Oficial de la UE y los Estados miembro deberán transponerla en el plazo de dos años.

Los productos que deberán desaparecer en 2021 son los cubiertos de plástico de un solo uso (cucharas, tenedores, cuchillos y palillos), los platos de plástico de un solo uso, las pajitas, los bastoncillos de algodón para los oídos fabricados en plástico, los palitos de plástico para sostener globos y plásticos oxodegradables y contenedores alimenticios y tazas de poliestireno.

Además, los Estados miembro de la UE tendrán que recuperar el 90% de las botellas de plástico en 2029. En 2025, un 25% del plástico de las botellas deberá ser reciclado, lo que aumentará al 30% en 2030.

Además, se refuerza el principio de ‘quien contamina paga’, en particular para el tabaco, al introducir una responsabilidad ampliada para los productores. También tendrán más responsabilidad los fabricantes de aparejos de pesca, que tendrán que asumir el coste de la recogida de redes perdidas en el mar.

Asimismo, los fabricantes estarán obligados a incluir en el etiquetado advertencias sobre el impacto medioambiental de los cigarrillos con filtros de plástico, las tazas de plástico, las toallitas húmedas y las compresas higiénicas.

La eurodiputada Frédérique Ries, responsable de la tramitación parlamentaria del texto, destacó que la normativa “reducirá la factura de los daños medioambientales en 22.000 millones de euros, que es el coste estimado de la contaminación por plástico en la UE hasta 203”. “Europa se ha dotado de una legislación que defender y promocionar en la escena internacional, dada la naturaleza global del problema de la contaminación marina”, añadió.

Según la Comisión Europea, más del 80% de la basura hallada en el mar es plástico. Los productos cubiertos por la nueva legislación constituyen el 70% del total de los desechos marinos. Debido a su lento proceso de descomposición, el plástico se acumula en mares y playas, en la UE y en el mundo. El plástico es ingerido por los animales, como tortugas, focas, ballenas y aves, y también por peces y mariscos, por lo que acaba llegando a nuestros platos.