Quantcast

La ANC limitará el aforo de las concentraciones de la Diada

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha explicado este lunes que se limitará el aforo de las concentraciones de la Diada de este año y solo podrán acceder las personas que se hayan inscrito previamente, para poder mantener las medidas de seguridad necesarias ante la pandemia del coronavirus.

“No queremos que esta Diada sea multitudinaria. El objetivo no es que sea multitudinaria ni que haya aglomeraciones; al contrario. Pero sí queremos defender el derecho de manifestación y expresión política y dar un mensaje político el 11 de septiembre”, ha afirmado en una entrevista.

Paluzie ha detallado que habrá unas 90 concentraciones presenciales en toda Cataluña, en que se respetará “escrupulosamente las instrucciones sanitarias que recomienda el Govern” y que tendrán un aforo limitado en función del espacio y como máximo reunirán a 500 personas.

Serán concentraciones estáticas con dos metros de distancia entre las personas, se repartirá gel hidroalcóholico, la mascarilla será obligatoria, las pancartas y carteles serán de uso individual y no se podrán compartir, no se podrá comer durante el acto, e incluso en algunos casos se tomará la temperatura de los participantes.

La presidenta de la entidad ha destacado que el aforo de las concentraciones estará limitado con un perímetro marcado con una cinta y voluntarios de servicio de orden, que se encargarán de que no acceda ninguna persona que no tenga su número de inscripción: “Se cerrará y no podrá venir nadie que no se haya inscrito previamente”.

Así, a diferencia de las manifestaciones de la Diada de otros años, en los que las inscripciones servían para organizar y distribuir la movilización en todo su recorrido, en este caso servirán para limitarla: cada concentración tendrá un número de inscripciones limitado, “que se ha calculado de manera que no haya más de una persona para cada cuatro metros cuadrados”.

“ACCIÓN COLECTIVA” EN LOS BALCONES

Además de estas concentraciones presenciales, la ANC llamará a la ciudadanía a salir a los balcones a las 17.14 –la hora en la que se celebraba habitualmente la manifestación de la Diada– para “hacer una acción colectiva”, aunque todavía no han decidido cuál.

“Es evidente que no estamos llamando a una movilización masiva, y a la mayoría de gente, y especialmente los colectivos de riesgo, les pedimos que se queden en casa”, y no descartan añadir alguna otra acción.

Al ser preguntada por si cree que no habrá ningún riesgo de que en las movilizaciones de la Diada se propague el Covid-19, ha contestado que “el riesgo 0 no existe”, pero ha defendido que será muy bajo teniendo en cuenta cómo están planteadas las concentraciones.

“Es infinitamente más bajo que en muchas actividades de la vida cotidiana que están permitidas y que hacemos todos con normalidad cada día”, y ha asegurado que las medidas que se aplicarán en estas concentraciones son las que marca el Govern en sus instrucciones sanitarias y que las adaptarán si la Generalitat modifica sus resoluciones.

ARGUMENTOS PARA LA INDEPENDENCIA

Paluzie ha sostenido que los puntos en los que habrá concentraciones serán principalmente edificios de instituciones del Estado, como Hacienda o instituciones judiciales, y que pretenden reivindicar los argumentos por los que ven necesaria la independencia: “En los últimos años hemos hablado mucho de derechos y de represión, y parece que nos hayamos olvidado de cuáles eran los motivos que nos llevaban a querer la independencia”.

Ante la polémica sobre que una de las movilizaciones sea en la Universitat de Barcelona (UB), ha respondido que se busca “denunciar la dependencia de la regulación estatal” por parte de las universidades y la limitación que, a su juicio, esto conlleva.

Comentarios de Facebook