Quantcast

JxCat niega las filtraciones del plan de desescalada del Gobierno catalán tras las acusaciones de ERC

JxCat ha negado haber filtrado el plan de desescalada del Gobierno catalán para flexibilizar las restricciones ante la pandemia, después de que los consellers de ERC haya abandonado la reunión del Ejecutivo catalán en la que se deben decidir las medidas en protesta por estas filtraciones.

Fuentes de JxCat han atribuido la filtración del plan a la Conselleria de Salud: “Es evidente que sale de Salud”, y lo han achacado a las discrepancias internas que, a su juicio, tienen los departamentos gestionados por ERC.

El martes trascendió a los medios de comunicación un borrador de la Conselleria de Salud del plan de reapertura que prepara el Govern para flexibilizar las restricciones a partir del lunes y este miércoles por la mañana ha emergido la polémica en la reunión del comité de crisis del Ejecutivo catalán en la que se deciden las medidas sobre el Covid-19.

En esta reunión, celebrada a las 08.30 horas de manera telemática, debían participar el vicepresidente, Pere Aragonès; la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó; el conseller de Interior, Miquel Sàmper; el de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet; la consellera de Salud, Alba Vergés, y el de Educación, Josep Bargalló.

Fuentes de ERC han explicado que los consellers republicanos han abandonado la reunión “hasta que se detengan las filtraciones y haya un pacto de lealtad”, ya que creen que el objetivo es salvar vidas ante la pandemia y no generar más confusión a la ciudadanía.

Sin embargo, las fuentes de JxCat ya citadas discrepan sobre lo ocurrido en este encuentro y han asegurado que solo Aragonès la ha abandonado porque tenía que comparecer en el pleno de la Cámara catalana, mientras que subrayan que el resto de consellers de ERC han seguido la reunión telemáticamente.

Los republicanos acusan a JxCat de hacer de ‘lobby’ de los sectores de los que tienen competencias sus departamentos y atribuyen las filtraciones a un intento de desgastar a ERC de cara a las elecciones catalanas.

Tras esta nueva polémica entre los socios del Govern, desde ambas formaciones han expresado su voluntad de aparcar estas disputas e intentar solucionarlas lo más rápido posible para poder volver a ponerse a trabajar en la lucha contra la pandemia.

DECLARACIONES EN EL PLENO

Esta nueva división en el Govern también ha llegado al pleno del Parlament, ya que en la sesión de control al Ejecutivo tanto la presidenta de los comuns en la Cámara, Jéssica Albiach, como el líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, han preguntado a Aragonès por esta cuestión.

El vicepresidente ha replicado que es “absolutamente lamentable” que se filtre cuando se trata de un borrador que no está decidido, y ha pedido que no se vuelva a producir y no hacer caso de estas filtraciones y que los medios de comunicación no las publiquen.

También ha hablado de ello el presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, que en su intervención tras las comparecencias del Govern ha advertido a JxCat de que no pueden tener la sensación “de que gobierno y oposición se sientan en el Consell Executiu” en la gestión de la segunda ola de la pandemia del coronavirus, y ha llamado a abandonar el partidismo y a actuar conjuntamente.

Desde la bancada de JxCat no han entrado a polemizar sobre esta cuestión, y el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha argumentado que no hay descoordinación en el Ejecutivo, sino “un debate muy intenso”.

Comentarios de Facebook