Quantcast

González Laya defenderá ante la UE una política migratoria “global, europea, solidaria y responsable”

La Ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha reconocido ante el Pleno del Senado, que las negociaciones en la UE dentro del acuerdo de políticas migratorias serán “complicadas”, pero ha indicado que el Ejecutivo defenderá una política “global, europea, solidaria y responsable”.

González Laya ha sido interpelada, este martes, en la Cámara baja por la senadora de Unidas Podemos Sara Vila, que ha pedido a la ministra que España “esté a la altura” en los debates que se produzcan en Bruselas con respecto al acuerdo al que, en esta materia, se está intentando llegar entre los estados miembros.

Ante esta petición, la responsable de Asuntos Exteriores, UE y Copperación, ha explicado que la “prioridad absoluta” de su departamento en este acuerdo es que los procedimientos y medidas que se incluyan sean “plenamente compatibles con los derechos humanos”.

Así, ha explicado las líneas que serán primordiales para el Ejecutivo dentro del acuerdo europeo y que pasan por ampliar la capacidades de acogida; garantizar el acceso de migrantes a los servicios públicos básicos independientemente de su condición migratoria; la existencia de un sistema ágil y solidario que permita el rescate y el desembarco responsable de personas en alta mar; procedimientos de determinación estatus de protección internacional que sean ágiles y con garantías procesales; retornos de personas sin estatus de protección con garantías jurídicas y respeto a los derechos humanos; y ampliar las vías de migración legal.

DEFIENDE LA POSTURA DE ESPAÑA

En este sentido, ha señalado la necesidad de impulsar “la tolerancia cero con las mafias que trafican con seres humanos”.

En su intervención, ha defendido la labor realizada por el Ejecutivo hasta ahora, recordando los viajes que ella misma ha realizado en el últimos año, a Marruecos, Chad, Argelia o Burkina, entre otros.

Según ha indicado, su trabajo se basa en el punto 10 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que llama a una reducción de la desigualdad en los países y entre los países. Una situación que, a su juicio, se consigue, entre otras medidas, facilitando “la migración ordenada, segura y responsable” y “respetando los derechos humanos” de los propios migrantes y “la dignidad humana” de los mismos.

“La política migratoria que España quiere tener es de un marcado carácter humanitario y humanista”, ha insistido, antes de apuntar que le país está intentando llevar este enfoque global a Europa desde 2015.

UNA BATALLA CONTRA LA EXTREMA DERECHA EN LA UE

Del mismo modo, ha señalado el impulso que su Ministerio quiere dar a la diplomacia humanitaria, en la que, según ha explicado, están decididos a sumar esfuerzos con los departamentos competentes en esta materia, con otras administraciones, así como con todos los agentes de la sociedad.

La senadora morada ha celebrado la postura de la ministra y le ha llamado a negociar en este sentido, recordándole que “aceptar” el pacto que ha presentado la UE tal y como ha sido redactado es “aceptar que la extrema derecha y la derecha van a ganar la partida” en política migratoria.

A su juicio, la política migratoria que se registra en el documento no implica “nada nuevo” y generará un “enquistamiento del drama humanitario en los países fronterizos”, como está ocurriendo ahora en España, Grecia o Malta. También ha criticado que se diferencie entre migrantes económicos y refugiados o que se primer en la gestión de fronteras, con un refuerzo de Frontex de 10.000 efectivos, frente a medidas de apertura que “desactiven” las mafias.

“Nos hacemos cargo de las dificultades de las negociaciones, pero no por ello hay que bajar la cabeza”, ha declarado Vila, antes de recordar que, con el ‘Aquarius’, el Gobierno ya “demostró que había otra manera de ver la inmigración”. “Se le ganó la batalla ideológica a la extrema derecha de Salvini, y que crece en la UE”, ha concluido.

Comentarios de Facebook