Quantcast

Gobierno asume que la relación con Reino Unido estará lejos del “acuerdo ambicioso” que quería España

El secretario de Estado para la UE, Juan González-Barba, ha reconocido este miércoles que la futura relación entre la UE y Reino Unido distará “mucho de la voluntad de España de alcanzar un acuerdo ambicioso” y de evitar “disrupciones” en las relaciones humanas, económicas y políticas entre los dos países.

González-Barba ha reconocido ante los diputados que esto será así tanto si no hay acuerdo sobre la relación futura entre la UE y Reino Unido como si se logra “un acuerdo modesto”, teniendo en cuenta que Reino Unido es, para España, el principal mercado turístico y de inversión y el tercer destino de las exportaciones.

Sin embargo, ha recordado que “el Reino Unido es soberano a la hora de decidir su relación con la UE”, de manera que el papel de los europeos es prepararse para proteger los derechos de ciudadanos, exportadores, inversores, pescadores, investigadores y otras categorías.

Reino Unido, ha señalado, no tenía el “mismo nivel de ambición” que los europeos. Además, ha opinado que las negociaciones han avanzado poco porque se han centrado en elementos “ofensivos” y no “defensivos” como la pesca, que es clave para ocho países europeos.

Ahora, el plazo para alcanzar un acuerdo se limita a unos pocos días, para que haya tiempo de que el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales lo ratifiquen.

En ambos escenarios, la UE deberá elaborar “medidas de preparación” y, si no hay acuerdo”, de contingencia”. Según ha explicado, la Comisión Europea no quiere trabajar aún en medidas de contingencia para que no parezca que se ha abandonado la esperanza de un acuerdo.

González-Barba ha hablado también a los diputados de la Conferencia sobre el Futuro de Europa, que debía haberse lanzado el pasado 9 de mayo en Dubrovnik (Croacia) pero se ha retrasado por la pandemia.

A su modo de ver, el desafío de reformar la UE es más importante ahora que el coronavirus ha acelerado varias tendencias de la globalización, pero no está claro cuçando podrá lanzarse el proceso. De entrada, ha señalado que las instituciones europeas –Consejo, Eurocámara y Comisión– no se ponen de acuerdo en quién la presidirá.

Además, ha opinado que la Conferencia no debería lanzarse con un acto telemático, que quedaría “deslucido”, y tampoco en medio de una segunda ola “que nadie esperaba en Europa”. De este modo, él cree que al menos habrá que esperar a la Presidencia portuguesa de la UE, el próximo semestre.

Por otro lado, aunque ha invitado a los parlamentarios a participar y se ha propuesto conseguir la mayor participación ciudadana posible, ha admitido no saber qué eventos podrán organizarse, dada la situación sanitaria.

21,4 MILLONES DE PRESUPUESTO

González-Barba ha explicado a los diputados el presupuesto de su Secretaría de Estado, que tiene un solo programa, “Acción Diplomática ante la Unión Europea”, valorado en 21,4 millones de euros para 2021.

No obstante, si se excluyen los gastos de personal -que gestiona la Subsecretaría– son 4,6 millones de euros de los que un 40% se ejecuta en los servicios centrales y un 60% en la Representación Permanente ante la Unión Europea de Bruselas, que cuenta con representación de todos los Ministerios.

Entre los gastos previstos para 2021, ha mencionado un aumento hasta 147.120 euros del crédito para la subvención nominativa al Consejo Federal Español del Movimiento Europeo (CFEME) en 2021, que no ha podido recibir, con presupuestos prorrogados, en 2019 y en 2020, hasta la fecha, la concesión directa de una subvención.

Comentarios de Facebook