Quantcast

El Gobierno destina 109 millones de euros a 1.101 contratos de jóvenes investigadores predoctorales

El Consejo de Ministros ha aprobado destinar a través de la Agencia Española de Investigación un total de 109 millones de euros en ayudas para facilitar 1.101 contratos laborales durante cuatro años para jóvenes investigadores.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha precisado que los beneficiarios de estas ayudas de la Agencia Estatal de Investigación están asociadas al Programa Estatal de Promoción de Talento y su Empleabilidad en I+D+I.

En concreto beneficiarán a investigadores predoctorales que realicen sus tesis doctorales de universidades, organismos públicos de investigación o en centros de investigación de primer nivel, tales como centros de investigación y, con carácter singular, en centros de excelencia Severo Ochoa y unidades María de Maeztu, y en centros públicos de I+D+I de investigación agraria y alimentaria dependientes de las Comunidades Autónomas, participantes en la Comisión Coordinadora de Investigación Agraria INIA-CCAA.

Además, ha añadido que las becas incrementarán el salario mínimo de estos investigadores en un 8 por ciento anual, incluyen los gastos de seguridad social de las contrataciones, los gastos de estancia en otros centros de I+D+i así como las matrículas de enseñanza de doctorado.

Las ayudas se enmarcan en el Programa Estatal de Promoción del Talento y su Empleabilidad, cuyo objetivo es financiar e incentivar, mediante convocatorias en concurrencia competitiva, la formación y especialización de los recursos humanos en I+D+I e impulsar su inserción laboral, tanto en el sector público como privado, así como facilitar la movilidad internacional y la movilidad dentro del sector público -universidades y organismos de investigación- y entre éste y las empresas.

Por segundo año, se ajustan al Estatuto del Personal Investigador Predoctoral en Formación (EPIPF), aprobado por el Gobierno en marzo de 2019, que incrementó el salario mínimo de estos contratos en más de un 8 por ciento anual y mejoró las condiciones laborales de estos jóvenes investigadores.

Comentarios de Facebook