Quantcast

Gobierno catalán corrige al consejero de Trabajo y afirma que el teletrabajo es una recomendación y no obligación

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha corregido este martes al conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, y ha afirmado que el teletrabajo es una recomendación y no una obligación porque la Generalitat no tiene competencias para hacerlo obligatorio.

Lo ha dicho en rueda de prensa telemática tras el Consell Executiu, después de que este mismo martes El Homrani haya asegurado que el teletrabajo y el trabajo a distancia “son obligatorios” para todas las empresas, públicas o privadas, que puedan implementarlo.

Budó ha sostenido que el decreto del estado de alarma no otorga a la Generalitat la competencia para “regular este ámbito en centros privados” y ha reclamado que las comunidades autónomas puedan tener esta posibilidad.

Pese a no ser obligatorio, ha recordado que tanto el Procicat como el Consejo de Relaciones Laborales (CRL) han acordado la necesidad de promover y priorizar el teletrabajo, por lo que considera que fomentar el trabajo a distancia es un “deber de las empresas”.

Preguntada por los mensajes contradictorios que se han lanzado desde el Govern sobre este asunto, ha reconocido que no puede estar satisfecha con la comunicación que está llevando a cabo el Ejecutivo catalán y que tienen que mejorarlo “para evitar generar confusión a la población”.

Comentarios de Facebook