Quantcast

La Generalitat de Cataluña dobla la inversión en compra de arte

La Consejería de Cultura de la Generalitat de Cataluña ha doblado este año la inversión en compra de obras de arte, alcanzando los 1,3 millones de euros para fortalecer la Col·lecció Nacional, y que se ha focalizado en artistas vivos y apoyar a galerías y museos.

En rueda de prensa, la consejera de Cultura, Àngels Ponsa, ha subrayado este viernes que se ha doblado el presupuesto dentro del plan de rescate de la cultura para ayudar en las artes visuales a “artistas en ejercicio” en esta situación de pandemia, como se ha hecho en otras disciplinas.

Ha explicado que en 2019 se realizaron adquisiciones por valor de 649.200,98 euros y que en este año ha sido de 1.346.410,59 euros con la compra de 2.025 objetos y fondos, entre compras directas y derechos de tanteo, y que también se ha dado prioridad a obras de mujeres.

Las compras en arte contemporáneo han pasado de 146.856 en 2019 a 393.238 euros este año con 31 obras; la fotografía de 220.367 a 356.787 euros con 1.843 obras de 42 autores; el cómic y la ilustración de 40.378 a 114.969,93 euros con 120 originales, y la de bienes patrimoniales muebles, de 241.599 a 474.295,66 euros con 31 obras y fondos.

La consellera ha confiado en que esta inversión se pueda mantener en 2021, y ha abogado por un cambio de paradigma en la cultura y que su financiación “sea la que tiene que ser”.

Entre las piezas adquiridas figuran ‘Dues captaires’, de Marià Fortuny, y la ‘Taula de la decapitació de Sant Hipòlit’ y ‘Professió de Sant Pere Màrtir’, de Lluís Borrassà; catorces originales de Nazario; siete páginas originales de ‘Los Garriris’, de Mariscal; cuatro fotografías de Joan Fontcuberta.

También ‘Retrat d’Isabel Garriga’, de Maria Girona; 17 fotografías de Manolo Laguillo; ‘Cosmos’, de Sílvia Gubern; ‘Mujer con sus partes’, de Roser Bru; una ‘rajola’ de girasol, de Antoni Gaudí, para la Casa Vicens, y el video ‘Jo soc allò prohibit’, de Isaki Lacuesta, entre otros.

Los directores del Museu Nacional d’Art de Catalunya (Mnac) y del Museu d’Art Jaume Morera de Lleida, Pepe Serra y Jesús Navarro, respectivamente, han señalado la importancia de la Col·lecció Nacional para nutrir de fondos, y han reclamado que otras administraciones se sumen a este esfuerzo.

Serra ha destacado la respuesta importante del Govern en este periodo de crisis, ha subrayado que con las adquisiciones de fotografía se están cubriendo vacíos generacionales, y ha destacado la compra del Marià Fortuny, una pieza “muy buena y sorprendemente bien de precio”, y las obras de Borrassà.

Comentarios de Facebook