miércoles, 23 septiembre 2020 21:55

Fiscalía da “por desarticulada casi al completo” Resistencia Galega

La banda terrorista Resistencia Galega está considerada “desarticulada casi al completo” por la Fiscalía General del Estado, después de que en todo el año 2019 “no se han registrado acciones terroristas” por parte de este grupo. Es más, según se desprende del Informe Anual del Ministerio Público publicado este lunes, no ha cometido ningún atentado desde el artefacto explosivo detonado en el Ayuntamiento de Baralla (Lugo) en 2014.

De acuerdo con el documento de Fiscalía, dado a conocer con motivo de la apertura del año judicial 2020/2021, la labor policial y judicial “ha producido una importante merma” en las “estructuras operativas” de Resistencia Galega, que se dio a conocer en el 2005.

No obstante, en el mismo Informe Anual, recogido por Europa Press, se señala que “a pesar de la debilidad mostrada” por la organización, esta “continúa representando una amenaza”. Así, recuerda las detenciones de los “máximos responsables” del grupo, que se produjeron en Vigo el 15 de junio de 2019 –tres por un delito de pertenencia a organización terrorista, uno por colaboración con organización terrorista y otro por daños a vehículos–.

“Tras esta operación se da por desarticulada casi al completo la organización”, añade la Fiscalía General del Estado.

Actualmente, hay ocho personas –dos más que en el informe del año anterior– que cumplen penas de prisión por su vinculación a Resistencia Galega, de los que cinco se consideran integrantes del denominado Colectivo de Presos Independentistas Galegos (CPIF).

Cabe resaltar, señala también Fiscalía, que el grupo no ha emitido ningún comunicado ni ha editado ningún número de su revista, ‘A Guerrilheira’, desde 2016. En esta publicación, recoge el documento, se trataba de “concienciar al independentismo radical de que la lucha armada era un instrumento necesario para alcanzar una Galicia independiente”.

TERRORISMO ANARQUISTA

Aparte de la acción de Resistencia Galega, el Informe Anual de la Fiscalía General del Estado recoge la detención de una persona en Lugo por un delito de atentado contra agentes de la autoridad dentro del llamado “terrorismo anarquista”, que en toda España opera a través de acciones individuales y grupos adheridos a la Federación Anarquista Informal/Frente Revolucionario Internacional (FAI/FRI).

Los objetivos atacados en 2019 en todo el Estado fueron principalmente cajeros automáticos, entidades bancarias, vehículos de inmobiliarias y empresas de seguridad, así como vehículos y motos eléctricas de alquiler de empresas dedicadas a ello, sedes de partidos políticos e iglesias.

Aunque la actividad violenta el año pasado, destaca Fiscalía, “se focalizó en Madrid y Barcelona”, hay otras áreas geográficas donde se hallan actualmente “los principales focos de activistas insurreccionales, teniendo incidencia en cinco ocasiones en A Coruña”.

Concretamente, además de una persona detenida en Lugo, se registraron en la Comunidad gallega cuatro acciones contra la propiedad –tres en Santiago y una en A Coruña–, y una quinta contra la propiedad pública en Santiago.