miércoles, 23 septiembre 2020 8:10

Feijóo ofrecerá en su investidura “diálogo” y propondrá una comisión para “avanzar en la reactivación” de Galicia

El ‘popular’ Alberto Núñez Feijóo propondrá en su discurso de investidura la creación, entre las distintas formaciones, de una comisión en el Parlamento “para avanzar en la reactivación” de Galicia en una XI Legislatura que nace marcada por la pandemia del coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales.

Así lo han trasladado fuentes del entorno del líder del PP gallego, que quedará investido presidente de la Xunta por cuarta vez el próximo jueves 3 de septiembre, en una segunda sesión de un pleno que arranca este martes 1, jornada en la que expondrá su programa político para el que será su cuarto mandato al frente de la Xunta.

De acuerdo con la situación actual, el discurso de Feijóo estará centrado en la gestión de la pandemia y en la reactivación económica y social. El presidente prevé defender en su intervención en el pleno –que conforman 42 diputados del PPdeG, 19 del BNG y 14 del PSdeG– “la moderación y la estabilidad” por la que, a su juicio, “apostaron” los gallegos al “renovar y ampliar su confianza” en un Gobierno “sólido, unido y con experiencia”.

Así, explicará las medidas puestas en marcha para afrontar la crisis de la COVID-19 y las que se continuarán impulsando para hacer frente “a un reto sanitario y socioeconómico sin precedentes”.

En esta línea, ofrecerá diálogo a la oposición, y pedirá la implicación de todos los grupos para trabajar “con unidad” y salir “lo más fortalecidos” posible. Será este contexto en el que propondrá crear entre las distintas formaciones una comisión en el Parlamento para avanzar en la reactivación.

Esta propuesta llega después de que el PSdeG pidiese este mismo lunes un órgano de este tipo para avanzar hacia “un gran pacto de reconstrucción” sanitaria, social y económica. También el BNG pedía una mesa para la reconstrucción, en la que participasen agentes sociales. Ambos partidos de la oposición condicionan, en todo caso, el acuerdo, a que el PPdeG “cambie” sus políticas.

“NO DEJAR A NADIE ATRÁS”

Además, Feijóo prevé garantizar “un Gobierno para todos y que Galicia no dejará a nadie atrás”.

Buena parte de su discurso estará centrado en las medidas en materia sanitaria, en educación –con especial incidencia en la vuelta a las aulas– y en inclusión social. También hará referencia al Plan de Reactivación Económica y a la necesidad de acelerar el proceso hacia “una Galicia más innovadora y más verde”.

PLENO DE INVESTIDURA

El pleno de investidura del que Feijóo saldrá ratificado como presidente por cuarta vez consecutiva arrancará este martes a las 9.30 horas. En la primera jornada, Feijóo expondrá su proyecto político.

Cuarenta y ocho horas después, de acuerdo con el reglamento de la Cámara, arrancará la segunda sesión del pleno. En él los grupos políticos podrán exponer sus posturas durante una primera intervención de 35 minutos, a la que Feijóo podrá elegir responder de forma individual o agrupada –esta segunda fórmula es la habitual–.

A continuación habrá una réplica de 10 minutos para cada una de las fuerzas políticas y una nueva respuesta de Feijóo. Finalmente, se votará y, salvo sorpresa, el dirigente popular será elegido presidente de la Xunta por cuarta vez con 42 votos –tantos como escaños tiene el PP en O Hórreo–, ya que BNG y PSdeG votarán en contra.

Investido presidente, su elección será comunicada al rey Felipe VI, y ya el sábado 5 tomará posesión de su cargo. De forma inmediata designará su nuevo Gobierno.

EL QUINTO PRESIDENTE AUTONÓMICO REPITE

Núñez Feijóo arrancará su cuarto mandato tras ser elegido en 2009 como quinto presidente autonómico de la Galicia que el fallecido Manuel Fraga había gobernado durante 16 años tras lograr en 1989 su primera victoria electoral. Desde entonces, se sucedieron otras tres mayorías absolutas para el PPdeG en las elecciones de 1993, 1997 y 2001.

En 2005, Fraga perdió la mayoría absoluta y el socialista Emilio Pérez Touriño se puso al frente de la Xunta durante casi cuatro años en coalición con el BNG liderado por Anxo Quintana.

El político vilalbés fue el segundo dirigente popular en presidir la Xunta ya que, en las primeras elecciones gallegas de 1981, el PPdeG superó al partido centrista al obtener 26 de los 71 diputados del hemiciclo frente a los 24 de UCD, con lo que Gerardo Fernández Albor se convirtió en el primer presidente de la autonomía gallega.

En 1985, el médico compostelano obtuvo de nuevo el respaldo de la Cámara para seguir al frente de la Xunta, pero una crisis a mediados de la legislatura propició una moción de censura que dejó el Gobierno en manos del socialista Fernando González Laxe, que presidió un tripartito compuesto por su partido, los nacionalistas de la ya desaparecida Coalición Galega (CG) y el Partido Nacionalista Galego (PNG).