Quantcast

Exteriores dedicó 1,74 millones a protección de españoles en el extranjero

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación dedicó en 2019 un total de 1,74 millones de euros a asistir a españoles vulnerables en el extranjero, según consta en el informe de seguimiento de su plan estratégico de subvenciones para 2019.

De esa cantidad, 499.000 euros se destinaron a 64 instituciones asistenciales que prestan ayuda a españoles en situación de necesidad y de ella se beneficiaron 1.902 personas. Se trata de instituciones que prestan ayuda social o sanitaria y la subvención va destinada a paliar el déficit que no pueden cubrir con sus aportaciones privadas.

En estas subvenciones está incluida la destinada a españoles condenados a pena de muerte, una medida que se creó en 2009 para Pablo Ibar pero que en 2019 solo recibió Artur Segarra, condenado a muerte en Tailandia por el asesinato del tambiérn español David Bernat.

A través de la Asociación pro-derechos humanos y contra la penade muerte ASP, ha recibido 10.451 euros. Pablo Ibar, que estuvo 16 años en el corredor de la muerte, vio suspendida su condena en 2016 y en 2019 fue condenado a cadena perpetua.

Por su parte, los Consulados de España en el extranjero han concedido ayudas a personas en situación vulnerable por importe de 1,15 millones de euros. Aunque el informe no facilita el desglose concreto, parte de este importe son ayudas a 2.107 detenidos en el extranjero por parte de 103 oficinas consulares y el resto son ayudas individuales de menos de 200 euros, que son las que pueden conceder directamente los Consulados.

64 REPATRIADOS

Por encima de esa cantidad, su concesión corresponde a la Subdirección de Protección y Asistencia Consular. En 2019 ascendieron a 80.426 euros, de los que 55.133 euros fueron para repatriar a 64 españoles en situación de vulnerabilidad.

El resto fueron 39 ayudas extraordinarias o de subsistencia, para españoles mayores de 65 años, incapacitados y menores de edad sin medios ni pensiones del Ministerio del Trabajo.

Estas ayudas individuales son puntuales y, como norma general, reintegrables, con la excepción de las ayudas de subsistencia, ayudas a detenidos y ayudas para inhumación o incineración –de estas no hubo ninguna en 2019–. En 2019 también se realizó un envío de medicamentos para españoles a los Consulados Generales de Moscú y de La Habana por 5.114 euros.

Comentarios de Facebook