Quantcast

España condena los atentados terroristas en Kabul y llama a un acuerdo de alto el fuego inmediato

El Gobierno de España ha condenado este martes los recientes atentados terroristas en Kabul, entre ellos en registrado el lunes en la Universidad de la capital de Afganistán que acabó con la vida de 19 personas, y ha llamado a un alto el fuego inmediato en el país.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha subrayado que “no hay lugar para la violencia en una sociedad que busca un país pacífico, próspero y libre del terrorismo” y, en este sentido, ha reclamado su cese.

En la misma línea, el Gobierno de Pedro Sánchez ha hecho un llamamiento en favor de un alto el fuego “inmediato” y ha instado a todos los actores a aprovechar la “oportunidad histórica” que representan las negociaciones intraafganas “para alcanzar una paz duradera y la reconciliación nacional”.

“Este proceso debe incluir las aspiraciones del pueblo afgano para la paz, la estabilidad y el desarrollo económico, político y social, basados en los logros alcanzados desde 2001 por la República Islámica de Afganistán, sobre todo la protección de los derechos y libertades de los afganos, con especial atención a las mujeres, los niños y las minorías”, ha recalcado el departamento que dirige Arancha González Laya.

El vicepresidente primero de Afganistán, Amrulá Salé, ha atribuido este mismo martes a los talibán la autoría del atentado contra la Universidad de Kabul y ha asegurado que la reivindicación por parte del grupo yihadista Estado Islámico es “falsa”.

Por su parte, el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha rechazado las acusaciones del vicepresidente primero y ha criticado que esté difamando al movimiento integrista fundado por el mulá Mohamed Omar. El grupo se desvinculó inmediatamente de lo sucedido.

El ataque tuvo lugar cerca de diez días después de la muerte de 30 personas, la mayoría de ellas estudiantes, en un atentado suicida perpetrado por Estado Islámico en un instituto de la capital del país. Igualmente, los talibán se desvincularon también del ataque contra el centro.

Afganistán ha registrado un repunte de la violencia y, a pesar del proceso de diálogo con el Gobierno y del acuerdo de paz firmado el 29 de febrero con Estados Unidos, los talibán se niegan a declarar un alto el fuego. Asimismo, han aumentado los ataques contra las fuerzas de seguridad afganas, lo que ha provocado un incremento de las operaciones de seguridad en gran parte del país.

Comentarios de Facebook