Compartir

El jefe de Estado Mayor del Ejército, general de Ejército Francisco Javier Varela Salas, impuso este martes el fajín a la nueva general de brigada del Ejército de Tierra Patricia Ortega. De esta forma, Ortega se convierte en la primera mujer general en la historia de las Fuerzas Armadas españolas.

Durante sus primeras palabras como general de brigada, Ortega recordó a todos los profesionales de las Fuerzas Armadas que están ahora de servicio. “Lo que no se cuenta no existe”, de modo que es fundamental “visibilizar el esfuerzo de tantos profesionales que nos permiten estar aquí. Nadie de esta empresa llega hasta aquí solo”, aseguró.

Por ello, agradeció la “profesionalidad” y “lealtad” de todas las personas que le han acompañado durante su trayectoria profesional, a quienes calificó de “imprescindibles”. “No es el uniforme el que define al militar, es la actitud y el carácter”, afirmó. Asimismo, destacó que es un “honor” iniciar esta nueva etapa y agradeció a su padre haberle trasmitido los “valores militares” y a su familia el “apoyo” y la “paciencia”.

El acto, en la sede del Ministerio de Defensa, estuvo presidido por la ministra en funciones Margarita Robles, quien aseguró que “hoy entra la general pero con ella ascienden todas las mujeres que hace 31 años entraron en las Fuerzas Armadas y también todo el Ejército de Tierra”. Robles consideró que se trata de un día “histórico” y agradeció el trabajo a todos los profesionales que trabajan cada día de forma “anónima”.

Esto, continuó, es el “ejemplo de una España por la que todos tenemos que trabajar”, donde “los personalismos queden fuera” y destaque el “trabajo en equipo”. Así se refirió Robles a aquellos que “tienen intereses puramente personales, que quieren que aparezca su nombre en los medios de comunicación…que aprendan de las Fuerzas Armadas”, afirmó, ya que “hace su trabajo sin reclamar ningún tipo de protagonismo”.

“TRIUNFO DE LA NORMALIDAD”

Por su parte, el jefe de Estado Mayor del Ejército señaló que Ortega asciende por méritos propios y por su compromiso tras 30 años de “sacrificio” y dedicación” a las Fuerza Armadas. “Eres un ejemplo”, afirmó, tras recordar que “no importan sus creencias, su género…”. Se trata del “triunfo de la normalidad”.

Este acto se celebra después de que el Consejo de Ministros aprobase el pasado viernes el real decreto por el que se asciende a la coronel Patricia Ortega a general de brigada del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra, a propuesta de la ministra Robles. De esta forma, Ortega se convierte en la primera mujer general en la historia de las Fuerzas Armadas españolas.

El ascenso de la general Ortega se produce con más de 30 años de servicio desde que accedió a su cuerpo y escala y tras haber cumplido tres años en el empleo de coronel, haber superado el curso de ascenso a general y ser declarada idónea para dicho ascenso.

Ortega nació en Madrid el 11 de mayo de 1963 y es ingeniera agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid. Ingresó en el Ejército en septiembre de 1988 en la Academia General de Zaragoza, el mismo año que se permitió el acceso a la mujer en las Fuerzas Armadas.