Compartir

El número de personas con desnutrición a causa del hambre en el mundo aumentó hasta los 821 millones en 2017, según el informe ‘El estado de la seguridad slimentaria y la nutrición en el mundo’, presentado este martes en Roma.

Se trata del tercer año consecutivo que el número global de personas con desnutrición aumenta, advierte este estudio que elaboran de forma conjunta la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (WFP), el Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la presente edición, el informe se centra en analizar el impacto del cambio climático en la seguridad alimentaria. Según sus conclusiones, la variabilidad climática y la exposición a condiciones extremas cada vez más violentas pueden revertir los grandes avances conseguidos en la lucha contra el hambre y la desnutrición.

“No solo los conflictos armados de larga duración, sino también el cambio climático, nos hacen dar pasos atrás” en el objetivo de lograr “el hambre cero para 2030”, advirtió el director general de la FAO, José Graziano da Silva.