sábado, 26 septiembre 2020 7:33

El Gobierno está diseñando una estrategia de trabajo a distancia en la Administración

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha afirmado este lunes que no es de su competencia la regulación del teletrabajo para el personal laboral de la Administración, ante la culminación de la Ley del Teletrabajo, si bien ha precisado que se está desplegando la reforma del Estatuto Básico del Empleado Público y se está diseñando una estrategia de trabajo a distancia para la administración pública.

Así lo ha señalado en un encuentro con los medios tras presidir la reunión con las organizaciones más representativas del trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas, al ser preguntada sobre si se incluirá al personal laboral de la Administración en la nueva Ley del Teletrabajo que el Ministerio ultima con los agentes sociales.

Díaz ha explicado que su departamento tiene competencias solo en la parte del trabajo relativa a la empresa privada, si bien se ha remitido al artículo 7 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) que establece que en la administración publica, con carácter supletorio y siempre que no existan otras normas, se aplican las normas laborales.

Asimismo, ha anticipado que se está desplegando la reforma de este Estatuto y se está diseñando una estrategia de trabajo a distancia de la propia administración publica.

“No es competencia ya de este marco”, ha puntualizado Díaz, al tratarse un ámbito perteneciente al Ministerio de Política Territorial y Función Pública dirigido por Carolina Darias.

La titular de Trabajo ha dicho que es “fundamental” contar con una Ley reguladora del trabajo a distancia y ha recordado que la modificación del real decreto 3/2012 incorporó el artículo 13 referido a esta modalidad pero de manera “marginal y a veces subordinada”, por lo que ahora se pretende asimilarlo al acuerdo europeo de 2002 propiciando una ley “extensa” que supera los 20 preceptos.

En este sentido, espera que tras el “muy intenso” diálogo social, la nueva regulación dé “satisfacción” a las necesidades de los trabajadores y de las empresas, con carácter voluntario tanto para ambas partes.

“Es de máxima urgencia el cierre del diálogo social en esta materia”, ha apostillado.

LOS SINDICATOS REMITEN SUS OBSERVACIONES AL ÚLTIMO BORRADOR

El Gobierno elevó del 20% al 30% el porcentaje para entender que el trabajo a distancia es regular en una empresa, según el último borrador de la norma al que tuvo acceso Europa Press, y pretende aprobar la nueva ley “cuanto antes” en el Consejo de Ministros.

No obstante, fuentes sindicales han indicado que han remitido sus observaciones al último documento, si bien no han recibido aún respuesta del Ejecutivo, por lo que la aprobación de la nueva ley podría demorarse a la próxima semana.