Compartir

El Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada ha decidido sancionar el comportamiento incívico de aquellos vecinos que no recogen las cacas de sus mascotas, en perjuicio de la “convivencia vecinal”. Para identificarlos ha dado el paso al contratar a detectives privados.

Fue el alcalde, Pedro Samuel Martín, el autor de la idea de recurrir a los investigadores para controlar esta mala práctica y finalmente, según ‘El norte de Castilla‘, la decisión se tomaba ante la falta de éxito de las distintas campañas de concienciación puestas en marcha en el municipio salmantino.

Desde este lunes, los investigadores patrullan las calles del municipio salmantino en lo que desde el Ayuntamiento se defiende como “una herramienta legítima, necesaria y proporcional para poder mejorar el estado de los espacios públicos”.

Los detectives tendrán que conseguir pruebas de los dueños de mascotas que incumplan la normativa municipal sobre recogida de excrementos de los animales domésticos en espacios públicos, y después trasladarlas a la Policía Local , que junto a la Administración municipal, tendrá que llevar a cabo los expedientes.

El requerimiento del servicio de detectives ya se aprobó con anterioridad en Colmenar Viejo (Madrid) o Tarragona.