Quantcast

Arrimadas señala que Cs hace por España “lo que nadie quiere hacer”

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha señalado este viernes que su partido está demostrando “sentido de Estado”, al hacer “lo que nadie más quiere hacer”, que es pactar con un Gobierno como el de Pedro Sánchez para conseguir “medidas buenas” para los españoles. Por su parte, el eurodiputado Jordi Cañas ha defendido la estrategia de Arrimadas y ha desdeñado las “críticas en Twitter”.

Ambos han compartido un encuentro virtual con cientos de afiliados de la formación naranja durante el cual Arrimadas ha afirmado que “tener sentido de Estado no es solo llevar una bandera” de España, sino, sobre todo, “hacer lo que sabes que es bueno para tu país, pero que es difícil y nadie más quiere hacer”.

“Y ahí vamos a seguir”, ha asegurado al destacar, por ejemplo, las “líneas naranjas” con las que Ciudadanos ha limitado las subidas de impuestos en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) tras dialogar con el Ejecutivo.

Considera que “lo fácil” es la postura del PP y Vox, que han presentado sendas enmiendas a la totalidad de los Presupuestos –rechazadas en el Congreso– y que “gritan mucho pero no consiguen nada”. En cambio, ve más útil negociar con el Gobierno para conseguir medidas e intentar que vaya “por la vía moderada” y no pacte los PGE con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH Bildu.

“CASTIGAR” AL GOBIERNO Y TRABAJAR POR LOS ESPAÑOLES

Cañas, que fue portavoz en el Parlament de Cataluña en los orígenes de la formación naranja y que se caracteriza por su discurso duro frente al independentismo, ha indicado que, además de estar “permanentemente castigando a un Gobierno que se lo merece”, hay que “hacer todo lo posible para mejorar la situación de millones de españoles que lo están pasando tan mal” por la crisis del coronavirus.

“Eso bien merece la pena las críticas por Twitter, las descalificaciones en redes sociales y alguna falta de comprensión”, ha asegurado, añadiendo que “al que no le parezca bien” lo que está haciendo Arrimadas es que “no entiende lo que es la política”.

Estas declaraciones de Arrimadas y Cañas se producen mientras exdirigentes de Cs como Juan Carlos Girauta y Marcos de Quinto critican a diario en Twitter a la actual Ejecutiva del partido y un día después de que su expresidente, Albert Rivera, dijera que ante el Gobierno de Sánchez se puede ser “flexible” pero sin perder la “dignidad”, y que él no aguantaría “ni un minuto” apoyando cosas en las que no cree.

ARRIMADAS GANÓ AL NACIONALISMO EN LAS URNAS

Por otro lado, el eurodiputado ha reivindicado el “liderazgo” de Arrimadas y ha recordado a los que “tienen la memoria frágil” que fue ella quien, como candidata a la Presidencia de la Generalitat, convirtió a Ciudadanos en el partido más votado en las elecciones catalanas de 2017.

“Una persona como tú fue capaz, junto con su equipo, con todos los afiliados y más de un millón de catalanes”, de “derrotar al nacionalismo” en las urnas “y eso te da una experiencia política y personal muy potente para ahora derrotar no solo al nacionalismo, sino a esa forma de entender España que busca dividirnos”, ha destacado.

Cañas ha afirmado que Cs supo crear su propia “semántica” en Cataluña y no jugar en el terreno del nacionalismo, como cree que siempre han hecho otros partidos. Además, ha agregado que en Cataluña aprendieron que “el virus del nacionalismo hay que atajarlo cuanto antes”, para evitar el “contagio”, y que es “letal” para la sociedad porque “la divide y la empobrece”, además de ser “una amenaza para la democracia”.

Arrimadas, por su parte, ha afirmado que la formación naranja conoce bien a los partidos nacionalistas y por eso nunca ha pactado con ellos, al contrario que el PP y el PSOE, que “han hecho creer” a los españoles durante 40 años que sus votos eran “imprescindibles” para la gobernabilidad de España al negarse a llegar a acuerdos el uno con el otro.

Los nacionalistas “han sido decisivos una y otra vez, pero nunca han pedido cosas para los catalanes, han pedido cosas para sus partidos y sus élites”, y “así están todos” sus líderes políticos, “forrados”, ha denunciado.

LA “IGNOMINIA” DE “TACHAR” EL CASTELLANO

Evitar que esto ocurra de nuevo es, según ha explicado, el motivo por el cual Ciudadanos se ofrece a negociar los Presupuestos con el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, para que pueda escoger pactarlos con ellos en lugar de recurrir a Esquerra y Bildu.

Y si, a pesar de tener esa alternativa, Sánchez elige a los independentistas, “nunca jamás podrá decir que no tenía otra opción”, y entonces a muchos votantes “se les caerá la venda de los ojos”, ha resaltado.

En este contexto, la líder de Cs ha subrayado que van a tender la mano al Ejecutivo para “salvar vidas y empleos” y, al mismo tiempo, se van a mostrar “implacables cuando se violan los valores constitucionales y democráticos” y “firmes” frente a las “cacicadas nacionalistas” y en la defensa de la “igualdad de los españoles”.

Con ese objetivo, se negarán a apoyar los Presupuestos si en la futura ley de educación se mantiene la “ignominia” de “tachar el castellano” como lengua vehicular en las escuelas de las comunidades donde hay otra lengua cooficial, como pactó ERC con los partidos de la coalición gobernante, y exigirán también que el Ejecutivo firme un compromiso donde descarte un referéndum de secesión, según ha recordado.

DIRIGENTES DEL PSOE QUE RECHAZAN PACTAR CON BILDU

Según Arrimadas, Sánchez “está a tiempo de rectificar” y escuchar a “la parte moderada” del PSOE y de su Gobierno, en vez de al sector “radical” del partido y al vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias. “Tiene que elegir a quién hace caso”, ha añadido.

A su juicio, “no es necesario pasar por la humillación” de pactar los Presupuestos con Bildu, y ve positivo que dirigentes autonómicos del PSOE como Javier Lambán, Guillermo Fernández Vara o Emiliano García-Page “se atreva a verbalizar públicamente que hay que coger la mano de Cs y no la de Otegi”.

Para Cañas, esas voces críticas “no serían posibles sin Ciudadanos”, cuya posición puede, además, contribuir a “desenmascar la estrategia” del presidente del Gobierno si finalmente elige a Esquerra y Bildu y queda claro que busca “alentar la polarización”.

Además de referirse a las exigencias políticas, Arrimadas ha dicho que les preocupan las estimaciones de crecimiento económico y de ingresos en los Presupuestos, que “no se corresponden con la realidad”, y también reclamarán al Ejecutivo reformas, ayudas directas a las pymes y los autónomos y un permiso retribuido para padres cuyos hijos tengan que hacer una cuarentena.

Comentarios de Facebook