Quantcast

Archivada la querella del PP contra ex altos cargos de MÉS en el Gobierno balear

El Juzgado de Instrucción número 12 de Palma ha archivado las diligencias derivadas de la querella del PP contra personas vinculadas a MÉS per Mallorca, a quienes se acusaba de presunta corrupción en el que fue conocido como ‘caso Contratos’.

La magistrada Victoria Pelufo acuerda el sobreseimiento provisional considerando que no ha quedado acreditada “la comisión de ilícito alguno por parte de ninguno de los querellados”, de quienes dice que “explicaron de manera coherente” el procedimiento en los contratos.

Es la segunda vez que se archiva la investigación del ‘caso Contratos’. En 2017 se abrieron diligencias en otro Juzgado a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, y fueron archivadas en marzo de 2019. Al margen de ese procedimiento, el PP había presentado, en agosto 2018, una querella contra varios de los investigados.

En particular, la querella incluía al ex coordinador de la campaña electoral de MÉS, Jaume Garau, y dos de sus empresas, CPC y Regioplus; la exconsellera de Transparencia y Cultura, Ruth Mateu -quien dimitió cuando se abrió la primera investigación-; el exdirector general de Cultura, Jaume Gomila; el exdirector del IEB, José Ramón Cerdà; el exdirector de la Agencia de Turismo, Pedro Muñoz; y el expresidente del Consell de Formentera, Jaume Ferrer. Les imputaba presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y fraude.

La magistrada recalca en su auto que, después de que comparecieran los investigados en el Juzgado y contestasen a todas las preguntas que se les formularon, el PP no ha solicitado ninguna otra diligencia de investigación.

“En sus respectivas declaraciones explicaron de manera coherente cual era el objeto de sus contratos, el motivo de su participación en la licitación de los mismos, y porqué consideran que el precio fijado para licitar a los mismos era el de mercado”, apunta.

Asimismo, la juez declara acreditado que las ofertas de los contratos “se llevaron a cabo dentro del marco legal”. “No se ha constatado que se hubieran fraccionado los contratos para evitar o eludir requisitos de publicidad, para de este modo favorecer a las empresas investigadas”, incide.

Tras conocerse el archivo, el actual portavoz parlamentario de MÉS per Mallorca, Miquel Ensenyat, ha celebrado la decisión de la juez y ha considerado demostrado que la querella del PP “sólo era una maniobra partidista y un intento de volver a instrumentalizar la Justicia”.

Ensenyat ha lamentado que el PP intentase “reavivar un caso que nunca ha existido, estirando unas acusaciones sin fundamento”, y buscando “una red o nexo” entre administraciones diferentes supuestamente para beneficiar a personas de MÉS. “No todos somos iguales”, ha zanjado el diputado.

Comentarios de Facebook