Quantcast

Anticorrupción pide que la mujer de Bárcenas y otros 10 condenados entren en prisión

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido que la mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, entre en prisión para cumplir la condena de 12 años y 11 meses de cárcel que ha impuesto el Tribunal Supremo tras ratificar la sentencia de la Audiencia Nacional por los primeros años de actividades de la trama Gürtel (1999-2005). También ha solicitado que ingresen inmediatamente en un centro penitenciario otros 10 condenados cuyas penas oscilan entre tres y 17 años de cárcel.

El Ministerio Público ha realizado este martes esta solicitud alegando riesgo de fuga de estos condenados tras conocer la sentencia firme del alto tribunal, han indicado fuentes fiscales a Europa Press, pese a que éste ha rebajado las penas impuestas por la Audiencia Nacional en mayo 2018 por la primera época de actividades de la Gürtel (1999-2005).

Así, ha solicitado a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, como tribunal sentenciador, ejecute la sentencia del Supremo y el inmediato ingreso en prisión un total de 11 condenados, entre ellos la exmujer de Francisco Correa –líder de la Gürtel– y exjefa de Gabinete del Ayuntamiento de Majadahonda, Carmen Rodríguez Quijano (17 años y ocho meses de prisión); el exconcejal de dicho ayuntamiento Juan José Moreno (17 años y dos meses); el exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda (14 años y cuatro meses); la que fuera administradora de las empresas del Grupo Correa Isabel Jordán (14 años y 11 meses); y el contable de la Gürtel, José Luis Izquierdo (13 años y 10 meses).

También para la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias (12 años y 11 meses); el exconsejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid Carlos Clemente (siete años y nueve meses); y el exconcejal de Estepona Ricardo Galeote (seis años y seis meses).

Asimismo, Anticorrupción considera que el abogado Antonio Villaverde (tres años y 11 meses); el exdiputado Jesús Merino (tres años y siete meses); el que fuera asesor de López Viejo, Pedro Rodríguez Pendás (tres años), también deberían entrar inmediatamente en la cárcel.

Anticorrupción ya solicitó prisión provisional para estos condenados en mayo de 2018, estableciendo el límite para realizar tal petición en las condenas superiores de cinco años de cárcel. Aunque el Supremo ha rebajado las penas, incluso en el caso de alguno de ellos las ha fijado por debajo de este tope, la Fiscalía mantiene ahora su postura y piden prisión para que la sentencia se ejecute para ellos.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal no aceptó entonces este criterio y acordó dejarles en libertad con medidas cautelares mientras el Supremo revisaba los recursos contra su sentencia.

IGLESIAS Y SEPÚLVEDA PAGARON UNA FIANZA PARA ELUDIR LA PRISIÓN

En el caso de Iglesias y de Sepúlveda (exmarido de la exministra de Sanidad Ana Mato, considerada partícipe a título lucrativo por Gürtel), sí que llegaron a entrar en la cárcel, pero tan solo estuvieron algo más de un día al consignar las fianzas de 200.000 y 100.000 euros, respectivamente, que les impuso el tribunal para eludir la prisión.

Quienes sí se encuentran cumpliendo condena desde entonces son el extesorero del PP (condenado a 29 años y 1 mes de prisión); el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (40 años y tres meses) y el exviceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo (27 años y 10 meses). El tribunal de ‘Gürtel’ sí estimó la petición de Anticorrupción de entrada inmediata en prisión al considerar que existía riesgo de fuga.

Este mismo lunes trascendió la noticia de que Bárcenas había iniciado los trámites para solicitar el traslado desde la cárcel de Soto del Real, en la que se encuentra desde entonces, a la prisión de Alcalá Meco donde previsiblemente ingresaría en los próximos días su mujer.

En cuanto a los líderes de la Gürtel, Francisco Correa (condenado a 51 años de cárcel) y el que fuera su ‘número dos’, Pablo Crespo (36 años y 8 meses), ya estaban en prisión en ese momento, pues entraron en febrero de 2017 –cuando aún se estaba celebrando el juicio por los primeros años de la trama corrupta– tras conocerse la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) por las irregularidades en el montaje del ‘stand’ institucional de la Generalitat Valenciana en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en las ediciones de 2005 a 2009.

OTROS CONDENADOS PARA LOS QUE NO SE HA PEDIDO LA ENTRADA EN PRISIÓN

Así las cosas, Anticorrupción no ha solicitado que ingresen en prisión otros 13 condenados, como son el abogado Luis de Miguel (9 años y un mes de prisión y que ya se encuentra en la cárcel por otra causa); el denunciante de la Gürtel y exconcejal de Majadahonda, José Luis Peñas (4 años y nueve meses); o los trabajadores de las empresas de Correa Alicia Mínguez y Javier Nombela (dos años, un mes y 15 días).

Tampoco el testaferro de Bárcenas, Iván Yáñez (1 año y 10 meses) y la mujer de López Viejo, Teresa Gabarra (1 año y seis meses); el extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís Perales (1 año); su hijo Ángel Sanchís Herrero (9 meses); el empleado de las empresas de Correa Ignacio Gallo Alcántara (9 meses); o el exalto cargo de la Comunidad de Madrid Jesús Calvo (seis meses).

La petición de privación de libertad no iría dirigida contra los empresarios Jacobo Gordon (5 meses) y Alfonso García Pozuelo (dos años sustituible por multa); y el exconcejal de Pozuelo de Alarcón Roberto Fernández (11 meses, dos sustituibles por multa), quienes reconocieron los hechos de la acusación de la Fiscalía durante el juicio.

“Ello no significa que la sentencia no deba ser ejecutada en sus estrictos términos también respecto del resto de condenados para quienes no proceda la suspensión de la condena”, aclara la Fiscalía en un comunicado.

Comentarios de Facebook