Compartir

En nuestro país, se abandonan unos 200.000 animales cada año, de los cuales tres de cada cien son perros y gatos. En 2015 se consiguió recoger tan sólo 137.831 de todos los que pernoctan en las calles, tal y como revela un estudio sobre el abandono y la adopción. Durante la pasada Semana Santa el abandono de animales de compañía aumentó un 40%, según un informe. Se prevé que esta cifra se multiplique en los meses venideros. La Policía Nacional está realizando campañas publicitarias para recordar a todos los ciudadanos que es su deber contar con sus mascotas a la hora de planificar sus viajes y, así, evitar que esta lacra social continúe, ya que el abandono animal es un delito.

Muchos de los propietarios de mascotas los dejan campar a su suerte por el simple hecho de que tan solo un 23,9% de los hoteles admiten animales y, además, este dato puede variar en función, sobre todo, del tamaño de los perros, ya que si su peso es superior a ciertos kilogramos, no son admitidos. También existen 270 residencias caninas y felinas, pero el hecho de dejar allí un animal incrementa el gasto previsto para vacaciones y muchas personas no lo consideran como una opción realmente válida.

Tan solo un 13% de los españoles barajan la posibilidad de quedarse en casa durante el verano para no tener que dejar solo a su animal, sea el que sea. Por el contrario, un 50% decide acortar su estancia fuera del lugar de residencia con el objetivo de poder llegar antes a casa y estar con su mascota. Aunque estas decisiones no son las únicas disponibles, ya que existen numerosos planes para hacer junto a los animales de compañía antes de abandonarlos.

Si el domicilio habitual de un perro cuenta con un espacio amplio al aire libre es posible dejar el animal solo por unos pocos días, ya que tendrá donde correr y hacer sus necesidades. En ese caso, habría que administrar el alimento y el agua suficientes para que el pequeño compañero pueda comer en la ausencia de los propietarios.

También se puede elegir la opción de adquirir jaulas para perros para llevarlos en cualquier automóvil, ya sea dentro de la cabina o en el maletero. Se trata de una forma fácil y sencilla de viajar con la mascota estando totalmente seguro, ya que no se debe llevar nunca suelta, sino dentro de un habitáculo. Los artículos de transporte de perros están disponibles en cualquier tienda de productos para mascotas. Todos ellos están fabricados por los mejores materiales y cuentan con todas las comodidades necesarias. Normalmente, las jaulas suelen ser totalmente plegables para facilitar su guardado cuando no vayan a ser utilizados.

Asimismo, tienen un asa para poder llevarlos de un lado a otro. Incorporan también dos puertas con la intención de facilitar la entrada y salida de los animales, que a veces son un poco rebeldes cuando se trata de encerrarlos por un breve momento. Además, es muy común que las jaulas cuenten con una base para que el pequeño esté lo más cómodo posible y para evitar la suciedad dentro del vehículo. Adquirir una jaula o un transportín es muy fácil con las nuevas tecnologías. Hoy en día existen numerosos negocios online de productos para mascotas que tienen envío gratuito, por lo que no hará falta ni siquiera salir de casa para hacer feliz a tu animal de compañía.

Otra opción es pedir a un amigo o familiar que cuide de nuestra mascota, pero es importante asegurarse de que quien vaya a hacerlo tenga los conocimientos necesarios para ello, ya que no todas las personas saben tratar a los animales y menos en momentos tan difíciles para ellos como son aquellos en los que su dueño no está presente. Si por ejemplo se tiene un gato recién nacido habrá que pedir el favor a alguien que haya tenido mascotas previamente o las tenga en la actualidad, ya que sabrán afrontar los distintos problemas que se puedan presentar. Si, por el contrario, el animal que queremos dejar es un perro de grandes dimensiones, no será recomendable que se quede con él alguien que no tenga la fuerza necesaria para llevarlo en caso de que salga corriendo.