Compartir

Este domingo 26 de marzo entra el horario de verano y los relojes se adelantan una hora: a las dos de la madrugada serán las tres. Esta modificación afecta también a Canarias (a la una serán las dos). Por lo tanto, este fin de semana dormiremos una hora menos. 

El cambio de hora surge por la directiva europea 2000/84/CE con la que se pretende gastar menos electricidad aprovechando las horas de luz solar. 

Esta directiva afecta a todos los países miembros de la Unión, por lo que no hay oportunidad de excepción o que permita a algún Estado miembro no aplicar el régimen de la hora de verano.

El cambio de hora se remonta a la década de los 70, durante la primera crisis del petróleo. Algunos países adelantaron sus relojes para aprovechar mejor la luz natural del sol y reducir así el consumo de electricidad.