Quantcast

Descubren un nuevo sistema solar con 7 planetas similares a la Tierra

Un grupo de astrónomos europeos y de la NASA han descubierto un nuevo sistema solar a 40 unos años luz de la Tierra, una distancia relativamente pequeña, según aseguran los expertos.

El nuevo sistema solar, compuesto por siete planetas, orbita alrededor de la estrella Trappist-1, una estrella roja ubicada en la constelación de Acuario y del tamaño del planeta Júpiter. 

El descubrimiento despierta gran interés entre la comunidad científica. Supone un avance importante a la hora de esclarecer si hay vida más allá de nuestro planeta. “La cuestión ahora no es si encontramos un planeta como la tierra, sino cuándo” han asegurado los científicos.

El año pasado ya se descubrieron tres planetas orbitando en torno a Trappist-1. 

En un nuevo estudio, realizado por los mismos científicos, se han descubierto cuatro planetas más, todos de un tamaño similar a la Tierra y en los que se considera la posibilidad de que puedan albergar agua, condición esencial para la vida, tal y como la conoce el ser humano.

Entre mayo y septiembre de 2016, telescopios de Chile, Sudáfrica, Marruecos, EEUU y España, enfocaron sus lentes hacia la estrella Trappist-1 y confirmaron la existencia de seis planetas, Trappist-1b, c, d, e, f y g, y se sugiere la existencia de un séptimo, aunque todavía no ha sido confirmada.

Es un sistema planetario alucinante, no solo porque haya tantos sino porque su tamaño es sorprendentemente similar al de la Tierra“, asegura Michaël Gillon, principal responsable del estudio.

Los planetas más cercanos a la estrella son de terreno rocoso y pueden alcanzar unas temperaturas en la superficie de 0 a 100 grados.

Tres de ellos se encuentran en la denominada 'zona habitable', región en que las condiciones térmicas permiten la presencia de agua líquida en la superficie y por lo tanto, condiciones para que se dé la vida. 

El planeta más cercano Trappist-1 tarda un día en completar su órbita y doce el más alejado.

El descubrimiento de este nuevo sistema solar es de suma importancia. “Es la primera vez que hemos conseguido reunir toda la información importante: la masa, el tamaño y, con ello, la densidad de los planetas. Además, es la primera vez que tenemos planetas con las condiciones apropiadas para estudiar sus atmósferas, si es que tienen una. Esto hace que los siete planetas de Trappist-1 sean los más interesantes que hemos identificado hasta ahora. Por fin tenemos una localización en el espacio hacia donde apuntar nuestros telescopios y empezar a buscar evidencia de actividad biológica“, asegura Amaury Triaud, coautor del estudio.

En consecuencia, la pregunta es evidente. ¿Hay vida más allá de nuestro planeta? Por el momento, es imposible saberlo, pero “una cosa es segura: en unos cuantos miles de millones de años, cuando el Sol hay agotado su combustible y el sistema solar deje de existir, Trappist-1 seguirá siendo una estrella en su infancia. Consume hidrógeno tan despacio que seguirá viva unos 10 billones de años, 700 veces más que la edad total del Universo y, posiblemente, es tiempo suficiente como para que la vida evolucione“, sentencia Ignas Snellen, de la Universidad de Leiden (Holanda)

Comentarios de Facebook