Compartir

La época de las gripes y los resfriados sigue latente en todo el país, en algunos sitios con mucha fuerza. Los anuncios de medicamentos que ayudan a combatir los síntomas se multiplican cada vez más. Todos conocemos Frenadol, y su último spot ha provocado una pequeña revolución en las redes por su contenido un tanto contradictorio.

Durante los 33 segundos nos cuentan como Jaime va a disfrutar de un gran día de pesca con sus hijos, pero al parecer un resfriado parece que se lo va a impedir. Se toma un Frenadol y no duda en coger el coche hasta el pantano. La historia es coherente hasta cierto punto. En una imagen se puede ver como Jaime está conduciendo el coche, con sus dos hijos, y un mensaje dice “este medicamento puede producir somnolencia, se recomienda no conducir”.

A Twitter no se le escapa ni un detalle, enseguida vio la incoherencia de advertir de un efecto secundario que provoca somnolencia y por ello se recomienda no conducir con la imagen de un padre con sus dos hijos en un coche.

Algunos usuarios han criticado duramente este hecho, incluso han llegado a pedir la intervención de AutoControl. Pero no todo ha sido malo, algunos han decidido tomarse este “error” con humor.