Compartir

El apoyo social que han recibido Ignacio y María ha dado resultado. Con más de 20.000 firmas como respaldo, tal y como pretendían estos dos vecinos de Fuenlabrada, su hijo se llamará 'Lobo'. Después de la negativa del Registro Civil de la ciudad del sur de Madrid a inscribir al pequeño con ese nombre, desde la Dirección General de Registros han anunciado este miércoles que se permitirá utilizar 'Lobo' como nombre para un recién nacido.

Javier Gómez Gálligo, director general de los Registros y del Notariado, ha asegurado que se tomará esa decisión una vez que Ignacio y María aleguen ante el juez la decisión de prohibir llamar a su hijo 'Lobo' y de que incluso fuera este último el que se encargara de poner el nombre al pequeño.

Desde la Dirección General de los Registros apuntan que aceptan el nombre de 'Lobo' porque se trata de un apellido muy común en España, algo que hasta ahora no se permitía. Según una norma del año 2005, está prohibido poner como nombre un apellido, circunstancia que es la que cambia y la que posibilitará que el hijo de estos vecinos de Fuenlabrada pueda llamarse así.

Gómez Gálligo ha defendido la forma de actuar del responsable del Registro de Fuenlabrada, concretando que “no ha actuado mal, sino que ha seguido el criterio establecido por la propia Dirección General, que es la que ahora va a cambiar el criterio”.

Ese cambio se produce, según Gómez Gálligo, porque considera que “los usos sociales lo están convirtiendo en nombre y mucha gente se lo ha puesto de segundo para evitar la prohibición”.