miércoles, 30 septiembre 2020 7:33

Una niña de dos años toma el té con el policía que le salvó la vida

Hace un año la pequeña Bexley Norvelll, que tenía solo 22 meses estuvo a punto de morir de asfixia. Había ingerido una moneda y cuando su madre vio que se le ponían los labios morados, llamó rápidamente a la Policía. La fortuna quiso que el agente Patrick Ray, de la policía de Dallas, llegar a tiempo de intervenir para salvar la vida de la pequeña.

Fue el sonido más maravilloso que he escuchado en toda mi vida“. Así recuerda el agente el momento en el que escuchó a la pequeña volver a respirar.

Desde entonces el agente y la familia han mantenido contacto. La niña y el agente se han reunido para para recordar el feliz momento en una fiesta tan íntima como especial, retratada por un fotógrafo local.