viernes, 7 agosto 2020 23:31

Alimentos con los que es más fácil atragantarse

La asfixia es una de las causas de muerte externa más habituales entre los niños pequeños. Y tampoco

La asfixia es una de las causas de muerte externa más habituales entre los niños pequeños. Y tampoco es raro que un adulto vea sus vías respiratorias obstruidas por una espina de pescado o un hueso de pollo. El atragantamiento puede ser parcial, cuando la persona que lo está padeciendo puede hablar y toser, o total, cuando no puede ni hablar, se lleva las manos a la garganta y se queda lívido. En el primer caso hay que provocar toses para que la persona logre expulsar el objeto extraño; sin dar golpes. Si se trata de un niño se le pone boca abajo, sobre el antebrazo. No conviene nunca introducir los dedos en la garganta porque el objeto se puede hundir más profundamente. En el segundo, hay que actuar rápidamente, con la maniobra de Heimlich. Más de 4 minutos sin oxígeno pueden provocar lesiones irreparables.Lo mejor en cualquier caso es evitar estos sustos teniendo presente cuáles son los alimentos más susceptibles de provocar un atragantamiento. Es difícil saber qué alimentos resultan más o menos peligrosos, porque su incidencia como causa de la muerte se debe cotejar con al frecuencia con la que son ingeridos. No obstante, hay estudios que arrojan algo de luz al respecto.Frutos secos:Son muy, muy peligrosos. De hecho, según los pediatras españoles no deberían tomarlos antes de los cuatro ó cinco años. Hasta los tres años los niños no pueden masticar bien, y pequeños trozos de estos frutos podrían pasar a los pulmones y los bronquios con resultados fatales. Eso sí, no hay ningún problema si los ingieren convenientemente molidos.

Patatas fritas:Es un aperitivo tan común como poco recomendables para los más pequeños de la casa. P


Patatas fritas:Es un aperitivo tan común como poco recomendables para los más pequeños de la casa. Por mucho que les gusten a los niños no deberían tomarlas antes de los tres años si queremos evitar sustos innecesarios.

Perritos calientes:Están en el punto de mira desde que una revisión de estudios del año 2010 publica


Perritos calientes:Están en el punto de mira desde que una revisión de estudios del año 2010 publicada en la revista Pediatrics los describiera como de “alto riesgo”. Según el artículo “los perritos calientes comparten las características físicas descritas anteriormente para los juguetes de alto riesgo. Son cilíndricos, del tamaño de las vías respiratorias y compresibles, lo que permite que se atasquen firmemente en la hipofaringe de un niño y ocluyan completamente las vías respiratorias”.

Caramelos y dulces duros:Son otra de las causas más comunes entre los atragantamientos. No recomenda


Caramelos y dulces duros:Son otra de las causas más comunes entre los atragantamientos. No recomendados por los pediatras españoles para los más pequeños, aparecen también en los estudios internacionales que tratan de medir la incidencia de cada tipo de alimento. En una revisión de artículos y estudios de 2013 sitúa este tipo de dulces como responsables de un 15,5% de los atragantamientos sucedidos en Estados Unidos en menores de 14 años entre 2001 y 2009.

Zanahoria cruda:Sus riesgos son menos conocidos que los de otros alimentos y, sin embargo una zanaho


Zanahoria cruda:Sus riesgos son menos conocidos que los de otros alimentos y, sin embargo una zanahoria cruda también pueden llegar a obstruir las vías respiratorias parcial o totalmente. Es uno de los alimentos que aparece en Pediatrics, en el estudio publicado en 2010. El problema es su dureza, y que habitualmente los más pequeños terminan tragándola sin masticar.

Cerezas:Más frecuentes que los perritos calientes en España son las cerezas, que también están en el


Cerezas:Más frecuentes que los perritos calientes en España son las cerezas, que también están en el punto de mira de los pediatras. Los huesos de esta sabrosa fruta pueden viajar en nuestro cuerpo a lugares no deseados, siendo especialmente peligrosos en el caso de los niños. Aunque en menor medida, las pepitas de las uvas también pueden ocasionar problemas. Son las dos frutas desaconsejadas para los más pequeños, a menos que se les retiren los cuerpos extraños.

Huesos y espinas:De acuerdo con el último estudio publicado en 2013 en Estados Unidos allí llegaron


Huesos y espinas:De acuerdo con el último estudio publicado en 2013 en Estados Unidos allí llegaron a representar el 12% de las causas de atragantamiento. Por ello es importante revisar bien los platos, especialmente de pollo para retirar los peligrosos huesos pequeños. Así como presentar a los niños el pescado sin espinas.

Carne:La carne también está presente en los casos de atragantamiento en una proporción similar a la


Carne:La carne también está presente en los casos de atragantamiento en una proporción similar a la de los huesos y espinas. La carne pude resultar difícil de masticar tanto para los menores como para quienes llevan prótesis dentales. Para evitarlo es importante cortarla en trozos pequeños y cuidar de que se mastique despacio y bien antes de que la traguen.

Artículos similares