Compartir

El seguro de decesos es aquel que cubre los gastos económicos y la tramitación del sepelio y entierro del asegurado en caso de defunción. En España, su uso está muy generalizado, alcanzando la cifra de 20 millones de asegurados según los últimos datos recogidos por Unespa. Dentro de los seguros de decesos, se pueden distinguir varios tipos en función de la prima, es decir, el precio que se abona mensualmente. Las aseguradoras suelen fijar el precio de estas primas en función de la zona de residencia, que puede hacer variar considerablemente los costes del servicio funerario, y también tienen en cuenta la edad del asegurado ya que, lógicamente, a mayor edad, mayor riesgo de fallecimiento. 

El primer tipo es el conocido como prima natural, o prima anual renovable, que va subiendo el precio de forma gradual y se actualiza cada año, basando el cálculo del coste en la los años que tiene el asegurado, motivo por el que los precios son muy asequibles para personas jóvenes, pero se encarecen bastante a partir de los 60 o 65 años. Por otra parte, está la prima nivelada, que tiene un coste constante y no se producen subidas en el pago anual, independientemente de la edad, aunque puede tener ligeros incrementos por la subida con el paso de los años del nivel general de vida y de los costes funerarios en concreto. Lo habitual es que las personas jóvenes contraten la prima natural, para más adelante pasarse a una nivelada, aunque ésta última es la más contratada por tratarse de un producto muy estable que se suele mantener con la misma compañía para no perder la antigüedad. 

También existe otra modalidad, la de la prima mixta, en la que al principio se obtienen las ventajas de la prima natural, pagando en función de la edad, para pasar a la nivelada a partir de cierta edad pactada, que suele estar generalmente en torno a los sesenta años. La prima seminatural también ofrece una mezcla entre la nivelada y la natural, en este caso ofreciendo la actualización de la prima cada un número fijo de años fijado previamente. Y para terminar, la prima única, diseñada especialmente para personas de edad avanzada que nunca han tenido un seguro de decesos, que realizan el pago de una sola vez.