Compartir

Hacer compras de supermercado, regalos, ropa, servicios, electrónicos, medicamentos, pagar el alquiler, comprar lavavajillas y miles de cosas más que podemos adquirir vía web y estamos bien con ello. Las facilidades que tenemos para hacer compras ha sobrepasado los límites de lo increíble, y la llegada del internet a nuestras vidas ha transformado los hábitos de consumo del comprador estándar. Podemos conseguir cualquier cosa, y en cualquier momento.

Son muchas las ventajas que obtenemos cuando realizamos compras online, cada vez se vuelve algo más sencillo, con las grandes facilidades que los e-commerce desarrollan para nosotros, con la gran cantidad de opciones de pago, variedad de productos, descuentos y la rapidez con la que podemos tenerlo en nuestras manos. Podemos encontrar casi cualquier tipo de tienda online que se ajuste a lo que necesitamos, como por ejemplo, Electrobuy si estas en la búsqueda de electrodomésticos para tu hogar, y quieres ahorrarte algunos euros en tus gastos de envíos.

En España se espera que anualmente cada español destine unos 700 euros en compras por internet, lo que se sitúa como un gran incremento, si consideramos que éramos el país que menos confianza depositaba en relación a las compras por internet. Asimismo, cada persona realizará unas 25 compras por internet, a diferencia del 2015 que se realizaron unas 21,2 compras.

Se cree que el crecimiento que ha experimentado el e-commerce y m-commerce en los últimos años se ha debido a la gran inversión que han realizado los comerciantes para mantenerse actualizados con las últimas tendencias de ventas de la actualidad, aplicando las más innovadoras estrategias de marketing y buscando, además, volver más placentera la experiencia de compras “on-line” para aumentar los beneficios del consumidor.

Es un hecho que cada vez son menos las compras que hacemos en locales comerciales y que las perspectivas al respecto no parecen halagüeñas. Aunque, claro está, que la calle sigue siendo una parte fundamental del comercio, por lo que también podemos observar como tiendas exclusivamente virtuales abren establecimientos físicos, para ser capaces que alcanzar todos los públicos posibles.