Compartir

A comienzos del mes de abril, Marina, una joven de 22 años, decidió utilizar una de las múltiples aplicaciones de consumo colaborativo que existen en España para viajar de Sevilla a Madrid compartiendo coche. ¿Cómo funcionan? Las personas organizan el viaje, quedan en un punto hablando a través de la web y viajan juntas. Tú eliges tu conductor, al que ves en todo momento en su perfil, sabes si fuma, si escucha música, incluso si le gusta hablar.

Lo que parecía un viaje más o menos normal que se ha convertido en una odisea para Marina. Según ha denunciado, tal y como se ha hecho eco 'Antena 3', la joven no quedó muy satisfecha con ese viaje porque el conductor incumplió varios de los compromisos que establecía en su perfil de la app para compartir coche.

Al parecer, en el vehículo iban animales e incluso hizo varias paradas en ese trayecto que no estaban planeadas, algo que terminó provocando el retraso de una hora en el tiempo estimado para la llegada a Madrid.

Marina decidió escribir una opinión negativa sobre el conductor en la app, algo que pueden hacer todos los usuarios para ayudar en la experiencia a otros viajeros. Una situación habitual que se convirtió en una auténtica pesadilla, ya que el conductor empezó a mandarle amenazas a través de WhatsApp.

“Para que lo sepas, tu valoración no va a valer de mucho porque tardo menos en crearme un perfil nuevo que lo que has tardado en escribir el mensaje. Así que, la próxima vez que solicites un viaje, quizás sea yo, ya tengo tantos nombres, que quizás te quedes tirada esperando”, decía dicho mensaje.

No contento con ello, Marina, que volvió a utilizar la app para viajar a la semana siguiente, volvió a toparse con el individuo. ¿Por qué? Se había hecho pasar por una chica para volver a contactar con ella. “Creo que ahora tienes motivos para valorarme mal”, apuntaba.

Desde la compañía en cuestión han asegurado, según 'Antena 3', que se ha bloqueado el perfil que tienes esa persona aunque Marina sigue recibiendo amenazas en su móvil. En este caso, la joven ha recibido un vídeo de alto contenido sexual que ya está en poder de la Policía.