Compartir

Madrid, 20 abr (EFE).- Aunque uno de cada seis jóvenes reconoce que el consumo de cannabis es bastante o muy peligroso, un 62 por ciento apuesta por su venta liberalizada con matices, ya que un 53,6 % defiende que esté controlada en farmacias o sitios autorizados.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio “Tendencias de cambio en la representación del cannabis. La perspectiva de adolescentes y jóvenes españoles”, elaborada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), y presentada hoy en rueda de prensa.

Según el estudio, elaborado mediante una encuesta 'online' a 1.205 jóvenes de entre 16 y 34 años, un 60 % se muestra cercano a la permisividad del consumo en adultos, frente al 26 % que apuesta por la prohibición total, mientras que un 64,5 % se muestra partidario de permitir su cultivo.

La encuesta, financiada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, revela que sólo un 14 % de los jóvenes minimiza su riesgo o peligrosidad y un 26 % aboga por la prohibición total. EFE