Compartir

Atenas, 1 abr (EFE).- El Parlamento de Grecia aprobó hoy la ley que reforma el proceso de demanda de asilo y regula la devolución de migrantes a los llamados “países seguros”, entre ellos la propia Turquía.

Con los votos favorables de la coalición gubernamental formada por Syriza y Griegos Independientes (ANEL), del Pasok (socialistas) y de Potami (centristas), la cámara de representantes helena refrendó la trasposición a la legislación nacional del acuerdo de la Unión Europea (UE) con Turquía que entró en vigor el 20 de marzo.

Entre otras disposiciones el nuevo texto legislativo limita a 15 días, incluido el periodo de apelación, el plazo máximo para la tramitación de las demandas de asilo de aquellos que lleguen a centros de registro en puertos y aeropuertos, algo que afecta a los más de 5.300 migrantes detenidos en las islas del Egeo oriental.

Para aquellos que no demanden asilo o cuya solicitud sea rechazada, el proceso que se iniciará será el de deportación a países como Turquía.

“Firmamos el mejor acuerdo posible bajo las condiciones actuales”, aseguró el ministro de Migración griego, Yanis Muzalas, desde la tribuna de oradores.

“No podemos decir si Turquía cumple o no cumple el acuerdo. Estamos muy atentos, su credibilidad está a prueba cada día”, reconoció no obstante el ministro griego.

Según fuentes gubernamentales las primeras tramitaciones de demandas de asilo, así como las primeras devoluciones, darán comienzo el lunes. EFE