Compartir

Unos niños colombianos fueron víctimas de un engaño con su almuerzo escolar, que ha revolucionado las redes sociales. Además, tal ha sido la indignación que este suceso ha desatado en Colombia, que el caso ya se está investigando y las autoridades han asegurado que los responsables de la estafa tendrán que asumir un castigo. 

Todo ocurrió en el colegio público Sagrado Corazón, en la localidad colombiana de Aguachica, y el escándalo ha salido a la luz a través de un vídeo que está dando mucho que hablar. En las imágenes puede verse como la empresa encargada de servir la comida da un plato y una bebida a un niño, y le hacen una foto. De esta manera, parece que pueden presumir de un servicio correcto y de calidad. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce…

Y es que, una vez hecha la foto, el niño cede la comida al siguiente de la fila. Es entonces cuando les dan el almuerzo real, que consiste en un trozo de plátano y unas hilachas de pollo. Además, les sirven la comida directamente en la mano.