Compartir

Barcelona, 18 mar (EFE).- El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha firmado hoy el requerimiento previo a la interposición del recurso contencioso administrativo contra el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro (PHCE).

El gobierno catalán ha informado de que está en contra del régimen de caudales en el tramo final del Ebro que contempla el plan y que tiene la intención de elevar el asunto al Tribunal Supremo, si el Estado no rectifica y desestima el contencioso.

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad presentará el documento ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tal como prevé la Ley reguladora de la jurisdicción contenciosa administrativa.

La Generalitat ha informado en un comunicado que apuesta por un régimen de caudales circulantes en el tramo final del Ebro que sea flexible, en función de si el año es hidrológicamente seco, normal o húmedo, “pero, sobre todo, que garantice la calidad y la sostenibilidad de los ecosistemas asociados a la conservación del delta del Ebro y de los espacios de la Red Natura 2000, una de las principales zonas húmedas del sur de Europa”. EFE