Compartir

TripAdvisor es una de las webs de referencia a la hora de elegir un restaurante, un hotel o un lugar para visitar en tu ciudad o de viaje. Gracias a los comentarios de los usuarios pasamos, o no, a un sitio u a otro, los leemos y los valoramos, aunque no siempre todos resultan demasiado acertados.

Rebeca Hernández, concursante de 'Top Chef' y propietaria del restaurante madrileño 'La Berenjena', tuvo que soportar ver una crítica de lo más homófoba a la que, sin dudarlo, contestó para dar una buena lección. 

“Visitamos este lugar siguiendo el consejo de TripAdvisor, pero no me gustó nada. Solo había mujeres y me refiero lleno total 100% mujeres, no digo dos mesas de mujeres… Creo que es ambiente gay, o esa noche en particular, estoy segura que lo era y no porque tenga algo malo, pero si vas en pareja no te sientes cómodo… No volvería”, escribió la usuaria Ana V bajo el título “ambiente malo”.

Hernández no tuvo reparos en contestarle y compartió por Twitter su indignación con que “haya personas tan intolerantes”. “En primer lugar, muchas gracias por su visita y por no molestarse en dejar una opinión del ambiente que encontró ese día en nuestra casa (…) No sé si a la gente le interesa demasiado su homofobia, o sus opiniones al respecto, en nuestro caso nos importa bien poco y deseamos que personas como usted no pisen nunca nuestra casa“, escribió la dueña de 'La Berenjena'. (Puedes leer la respuesta completa en su tuit abajo). 

A pesar de que el vergonzoso comentario ya ha sido borrado de la web, gracias a la difusión de la noticia en el blog 'Hay una lesbiana en mi sopa', otra usuaria de TripAdvisor ha contestado con mucho humor a la mexicana homófoba. 

“Visitamos este lugar siguiendo el consejo de TripAdvisor. La comida excelente, el local y ambiente el mejor. Estuve un día que coincidimos varias mesas de mujeres, estábamos compartiendo una agradabilísima cena, que desgraciadamente no disfrutamos al 100% porque desde otra mesa, la única en la que había un hombre y su acompañante, una mujer mexicana, no paraba de mirarnos, en especial a mi amiga.Somos muy respetuosas con todas las opciones, pero sus miradas fijas y gestos de ¿flirteo? eran realmente incómodos. No paraba de removerse en la silla e inclinarse hacia nosotras. También pasó muy cerca de mi amiga camino del baño y le hizo un barrido de mirada de arriba abajo (de esas que desnudan). Sé que no es culpa del restaurante, pero con ese tipo de personas, no te sientes cómoda… mejor que no vuelva”, ha escrito MsLois.