Compartir

Madrid, 17 mar (EFE).- La población de nacionalidad española residente en el extranjero aumentó en un 5,6 % en 2015, 121.987 personas más que un año antes, que hacen que el número de españoles inscritos fuera de España sean ya más de 2,3 millones.

Según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a fecha de 1 de enero de 2016 eran 2.305.030 los españoles residentes en el extranjero, y la mayoría (dos de cada tres), eran ciudadanos nacidos fuera de España, pero que tenían nacionalidad española.

Los datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), difundidos hoy por el INE, constatan que el 63,1 % de las personas inscritas tenían fijada su residencia en América, el 33,7 % en Europa y el 3,2 % en el resto del mundo.

Los incrementos de españoles inscritos respecto a los datos a 1 de enero de 2015 se concentraron en América (70.798 inscritos más) y Europa (44.946), seguidos de Asia (3.749), África (1.457) y Oceanía, elegido por 1.037 ciudadanos.

No obstante, en términos relativos, el mayor incremento se produjo en Asia (12,3 %).

Los países extranjeros en los que residían más personas de nacionalidad española a 1 de enero de 2016 eran Argentina (439.236), Francia (232.693), Venezuela (188.025) y Alemania (139.555).

Si se analizan las cifras en términos absolutos, los mayores incrementos corresponden a Argentina (16.230 más), Estados Unidos de América (11.628) y Reino Unido (11.182).

En términos relativos, en países con más de 10.000 residentes, los mayores incrementos se dieron en Ecuador (un 21,3% más), Bolivia (20,0%) y Colombia (14,7 %).

El 33,3 % de los españoles afincados en el extranjero (766.996 personas) nacieron en España, el 59,5 % por ciento (1.371.734) en su actual país de residencia y el 6,9 por ciento (158.530) en otros países.

Estos datos explican en gran parte, el retorno de miles de extranjeros que llegaron en pleno crecimiento económico y a los que la crisis ha obligado a regresar a sus países ante la falta de empleo y futuro en España.

Del total de ciudadanos españoles que vive en el extranjero, la mayoría, casi el 63 por ciento (62,9), tiene entre 16 y 64 años, mientras que el 21,7 por ciento es mayor de 65 y el 15,3 menor de 16.

El número españoles que residen en el exterior ha aumentado en todas las comunidades autónomas, si bien es en Madrid y en Cataluña donde este incremento ha sido más acusado.

En concreto, 26.650 madrileños más están residiendo en el exterior, hasta un total de 344.547 personas, en tanto que casi 22.000 catalanes más tienen su residencia fuera hasta un global de poco más de 264.000.

Tras los aumentos de madrileños y catalanes, sigue el de andaluces: los 264.385 que están viviendo en el extranjero en la actualidad son 14.526 más que los que tenían fijada su residencia fuera hace un año.

Estas variaciones dependen de la densidad de población de cada comunidad, aunque en algunos casos las oscilaciones reflejan aumentos importantes, como los 9.870 gallegos más que residen fuera o los casi 9.700 valencianos.

Más de 7.600 canarios están residiendo en otros países, un numero mayor que el de los 6.368 castellanoleoneses, y 4.222 asturianos más residen en el extranjero, por encima de los poco más de 4.000 vascos que tienen su domicilio actualmente fuera.

Los incrementos menos notorios se identifican entre extremeños y riojanos: 877 ciudadanos provenientes de Extremadura viven fuera, frente a los 1.009 de La Rioja.

Sin embargo, las cifras globales cambian el orden: Galicia es la comunidad que cuenta un mayor número de ciudadanos viviendo en el extranjero, exactamente 503.840 personas, por delante de la Comunidad de Madrid (344.547 personas), de Andalucía (264.385) y de Cataluña (264.034). EFE

bec-aag/mcm

(infografía) (Recursos de archivo en www.lafototeca.com. Códigos: 6415845 y otras)