sábado, 15 agosto 2020 21:55

García Margallo agradece a grupos parlamentarios el acuerdo sobre refugiados

San Juan, 16 mar (EFE).- El ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, agradeció hoy a los grupos parlamentarios su “buena voluntad” para cerrar un acuerdo sobre la posición de España respecto a los refugiados sirios y dijo que prueba que “cuando los españoles estamos dispuestos a entendernos nos entendemos”.

“Esto demuestra que cuando hay sentido común, buena voluntad, generosidad y patriotismo por parte de los grupos parlamentarios es perfectamente posible llegar a acuerdos”, dijo a Efe García-Margallo en San Juan, donde hoy se reunió con un grupo de empresarios españoles con presencia en Puerto Rico.

Añadió que “el acuerdo no ha sido sencillo”, por lo que, insistió: “quiero agradecer a todos los grupos parlamentarios su disposición a permitir al presidente del Gobierno ir al Consejo Europeo con la flexibilidad suficiente para negociar y en su caso aceptar las propuestas que en esa reunión se vayan formulando”.

Para García-Margallo, el texto consensuado “es un buen acuerdo”, ya que “recoge los puntos que expuse en el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE, singularmente que cualquier acuerdo tenía que respetar la legalidad internacional y procurar una garantía de protección efectiva de los derechos humanos de los refugiados que huyen de su país”.

Además, poco antes de partir de Puerto Rico rumbo a Honduras, explicó que el texto reconoce que los refugiados “tienen derecho a pedir asilo y que éste ha de ser en condiciones dignas”.

Por todo ello, mostró su satisfacción por el consenso logrado entre los grupos parlamentarios para afrontar el que “probablemente sea el asunto más complicado” en el que se ha visto envuelto como ministro en los últimos cuatro años.

“Debemos felicitarnos y agradecer a los grupos parlamentarios su compresión y su confianza en que vamos a saber gestionar este acuerdo en consonancia con los principios que se han formulado”, apuntó.

En este sentido, precisó que el acuerdo incluye “los principios que consideramos básicos”, entre ellos “el respeto absoluto a la legalidad internacional” y “el tratamiento individualizado -porque estamos hablando de seres humanos- de las solicitudes de asilo”.

Los otros dos principios, agregó, son “que los refugiados no puedan ser deportados antes de que esas solicitudes hayan sido resueltas y, en su caso, resuelto el recurso ante una eventual denegación; y que si son expulsados tiene que ser a un país seguro y que ofrezca garantías de que estas personas van a ser tratadas con respeto absoluto a su dignidad y derechos, y que se atienden sus necesidades perentorias”.

“Estas condiciones son sine qua non”, confirmó el ministro en funciones, quien celebró particularmente que se descarten las expulsiones colectivas y la garantía de que en caso de expulsión sea a un país seguro.

En ese sentido, recordó que Turquía no firmó el Protocolo Primero de la Convención de Ginebra, “que es sólo para europeos”, pero “ha dado garantías de que se aplicarán a los refugiados los mismos derechos establecidos” en ese texto.

“España no va a aprobar a ningún acuerdo que vaya contra la legalidad internacional y que no respete los derechos humanos, porque son los dos principios capitales en los que se asienta toda nuestra acción exterior”, reivindicó.

García-Margallo dijo con contundencia que “los principios no se negocian” y recordó que este asunto “afecta al alma europea, porque es una cuestión de moral, de justicia y de respeto de los valores que dan sentido a la UE, que es una comunidad de derecho basada en la dignidad del hombre”. EFE

mgl/cho