Compartir

Barcelona, 15 mar (EFE).- Giuseppina Nicolini, alcaldesa de Lampedusa, la pequeña isla italiana que acoge inmigrantes desde hace veinte años, considera que la Unión Europea ha declarado la guerra a los refugiados que llegan desde países en guerra, por su política de cierre de fronteras.

Nicolini se encuentra hoy en Barcelona para recoger el XXXVI Premio por la Paz, que otorga la Asociación de Naciones Unidas en España, con el apoyo de la Diputación de Barcelona, y esta tarde mantendrá varios encuentros con representantes del ayuntamiento de la capital catalana y con el gobierno catalán sobre la situación de los refugiados.

En una rueda de prensa, la alcaldesa de Lampedusa ha opinado que la política europea de no afrontar la llegada de cientos de miles de refugiados supone “el hundimiento de la gran familia europea, aunque la sociedad civil está por encima de la política y toma la acción”, como los armadores que ceden barcos para que se puedan rescatar a personas en el Mediterráneo.

La presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, ha anunciado, por su parte, la voluntad de colaborar con Nicolini y otros alcaldes de ciudades mediterráneas, a través de la organización Arc Llatí, para hacer frente a la crisis de los refugiados. EFE

db/pll/jlg